Ejército sirio lanza ofensiva tras ataque rebelde en Damasco

Por PHILIP ISSA
En esta imagen, distribuida por la agencia oficial de noticias siria SANA, puede verse una calle afectada y bloqueada por los enfrentamientos entre fuerzas del gobierno de Siria y rebeldes cerca de la plaza Abbassiyin, en el este de Damasco, el 20 de marzo de 2017. (SANA via AP)

BEIRUT (AP) — Fuerzas del gobierno sirio lanzaron el martes una contraofensiva sobre los rebeldes en Damasco, tras la explosión de un coche bomba y de un atasque previo de los insurgentes en la capital, según medios.

Esta es la segunda vez en tres días que los rebeldes intentan penetrar en las defensas de Damasco.

Los rebeldes llevan años intentando llegar al corazón de la capital, en ocasiones asociándose con insurgentes vinculados a Al Qaeda. Suicidas de Al Qaeda han atacado instalaciones de seguridad del gobierno desde los primeros días de la guerra civil.

Antes el martes, los rebeldes sirios detonaron un coche bomba en un vecindario del este de Damasco y lanzaron un nuevo ataque sobre la ciudad desde su feudo en el vecindario de Jobar, según el grupo insurgente libanés Jezbolá. No hubo reportes de víctimas de esos incidentes.

Jezbolá participa del lado del presidente sirio, Bashar Assad, en la guerra civil del país. Su división de medios de comunicación reportó combates en curso en el bastión opositor de Jobar, sitiado por fuerzas del gobierno desde 2013.

El ejército respondió con bombardeos aéreos y fuego de artillería y efectivos progubernamentales repelieron el ataque, explicaron medios estatales sirio más tarde.

El sonido de las explosiones y el fuego de artillería sacudió Damasco, y podrían verse nubes de humo sobre los barrios orientales de Jobar y Qaboun, que también fueron escenario de los combates del domingo.

Según la agencia oficial siria, SANA, fuerzas gubernamentales rodearon a los "grupos terroristas". Quince personas resultaron heridas en bombardeos sobre la capital, agregó.

Una rápida ofensiva comandada por un grupo ligado a Al Qaeda sacudió partes del este de la capital el domingo. Los insurgentes lograron tomar un vecindario antes de ser expulsado por fuerzas gubernamentales el lunes. Fue la incursión opositora más seria en Damasco desde 2012.

Aunque breves, los avances de los contrarios a Assad suponen un raro triunfo tras meses de pérdidas constantes en todo el país contra el ejército de Assad y sus aliados.

___

El periodista de The Associated Press Albert Aji en Damasco, Siria, contribuyó a este despacho.