Grupo de expertos de EEUU insta a que el cribado de la diabetes comience a los 35 años

·3  min de lectura
People wearing face masks walk near Qianmen Street on a rainy day, following the coronavirus disease (COVID-19) outbreak, in Beijing

Por Manojna Maddipatla

24 ago (Reuters) - Los adultos con sobrepeso u obesidad deberían someterse a pruebas de detección de la prediabetes y la diabetes de tipo 2 a partir de los 35 años, recomendó el martes un grupo de expertos en prevención de enfermedades respaldado por el Gobierno estadounidense, que rebajó la edad de evaluación en cinco años.

Las nuevas orientaciones del Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de Estados Unidos se conocen tras el deterioro de la crisis de la diabetes durante la pandemia de COVID-19, con un aumento de 29% de las muertes por diabetes el año pasado entre las personas de 25 a 44 años.

La recomendación, publicada en la revista médica JAMA, se basa en datos que sugieren que el riesgo de diabetes de tipo 2 aumenta significativamente a los 35 años. La diabetes de tipo 2, que es con mucho la forma más común de la enfermedad metabólica asociada a altos niveles de azúcar en sangre, está relacionada en gran medida con la dieta y se desarrolla con el tiempo.

La reducción de la edad de cribado "supone el reconocimiento de que la diabetes de tipo 2 se ha ido introduciendo progresivamente en la edad adulta joven, y de forma importante", dijo Edward Gregg, del Imperial College de Londres, coautor de un editorial publicado con la recomendación.

El grupo de trabajo, que actualiza las recomendaciones formuladas en 2015, insta a los adultos con sobrepeso u obesidad de entre 35 y 70 años a someterse a pruebas de detección de niveles elevados de azúcar en sangre.

En la diabetes de tipo 2, el organismo no produce suficiente insulina, la hormona que regula la glucosa en sangre, o no la utiliza bien. Las complicaciones de la diabetes pueden incluir enfermedades cardíacas, pérdida de visión y enfermedades renales.

Aproximadamente uno de cada tres estadounidenses tiene prediabetes, es decir, un nivel de azúcar en sangre superior al normal que aumenta el riesgo de padecer diabetes de tipo 2, según datos nacionales. Algo más del 10% de los estadounidenses tiene diabetes, y la mayoría de ellos padece diabetes de tipo 2.

La prediabetes aumenta el riesgo de desarrollar diabetes, pero no siempre evoluciona hacia ella.

El grupo de trabajo encontró pruebas de que las intervenciones médicas para la diabetes recién diagnosticada tienen un beneficio moderado en la reducción de las muertes y los ataques cardíacos relacionados con la diabetes en un período de 10 a 20 años. También encontró pruebas de que los cambios en el estilo de vida, como la dieta y el ejercicio, reducen la progresión de la prediabetes a la diabetes de tipo 2.

"La parte del cribado es probablemente la más fácil de aplicar", dijo Gregg.

El compromiso de los pacientes en la gestión a largo plazo de los factores de riesgo de la diabetes, como la obesidad, y la aplicación de medidas de prevención, como los cambios en la dieta y el ejercicio, son más difíciles, añadió Gregg.

(Reporte de Manojna Maddipatla en Bengaluru; Editado en español por Javier López de Lérida)

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.