Mujica pide un toque de queda para "sacrificar el divertimento" en Uruguay

Agencia EFE
·2  min de lectura

Montevideo, 31 mar (EFE).- El expresidente de Uruguay José 'Pepe' Mujica (2010-2015) dijo este miércoles estar a favor de que se disponga un toque de queda nocturno en el país, puesto que hace falta "sacrificar el divertimento" para frenar el repunte de casos de la covid-19.

El exmandatario y uno de los principales referentes de la coalición de izquierdas Frente Amplio (FA) aseguró en declaraciones a la emisora Del Sol que "el trabajo no se puede parar" pero sí es necesario "sacrificar" el ocio nocturno.

Consultado por la negativa del presidente, Luis Lacalle Pou, a imponer una cuarentena obligatoria, Mujica opinó que no se trata de ir o no a por un confinamiento de la población sino por el denominado "toque de queda".

"Yo creo que no es un problema de cuarentena. Eso que llaman toque de queda, que es un nombre muy asqueroso, en realidad es un mecanismo que paraliza la vida nocturna, el divertimento nocturno, que es una de las fuentes de más contagio a través de la gente joven", argumentó.

Mujica indicó que "desgraciadamente" esa es la vía que ve más útil y apeló a que el Gobierno comience a tomar sus decisiones de una forma que siga "al pie de la letra" las recomendaciones científicas hasta que se alivie la circunstancia de "pico" que vive el país.

"Espero que el señor presidente y el Consejo de Ministros se inclinen ante las recomendaciones de la ciencia", remarcó.

Asimismo, el expresidente dijo que el error que cometió Uruguay fue entrar en "un hálito de confianza" por el buen manejo de la pandemia que tuvo en el comienzo, lo que llevó a que se subestimara "la categoría del adversario".

"Nos jugó (una mala pasada) que en el primer momento la llevamos relativamente muy bien con respecto al resto de América Latina", acotó.

Por otro lado, Mujica, que no puede vacunarse por padecer una enfermedad inmunológica crónica, argumentó que para alcanzar una mejoría, la población no tiene otra opción que la de mantener las medidas de aislamiento y "seguir a muerte con el proceso de vacunas".

Desde que se decretó la emergencia sanitaria el 13 de marzo de 2020 por la detección de los cuatro primeros positivos, Uruguay alcanzó este martes 102.461 contagios acumulados. De esa cifra, 20.070 personas cursan actualmente la enfermedad, 331 de ellas ingresadas en cuidados intensivos.

Además, fallecieron 953 personas.

(c) Agencia EFE