Grupo cristiano propone que indocumentados paguen "restitución evangélica"

·2  min de lectura

Washington, 20 may (EFE News).- Miles de cristianos propusieron este jueves que millones de inmigrantes indocumentados paguen una "restitución evangélica" en cuotas durante siete años para obtener la residencia legal en Estados Unidos.

"Los problemas con nuestro sistema de inmigración han crecido en los últimos 30 años al punto de que tenemos millones de inmigrantes presentes ilegalmente", señaló un mensaje de la coalición Mesa Evangélica de Inmigración.

La mayoría de estos inmigrantes "han estado aquí más de una década, con millones de niños que son ciudadanos estadounidenses y otros que fueron traídos aquí desde aque eran infantes", agregó.

"Reconociendo que los intentos pasados por resolver este creciente dilema nacional han fracasado, causando más división en nuestro país, apoyamos soluciones que tomen en cuenta el Estado de derecho y los problemas económicos, morales y humanitarios que surgen de este problema, de una manera justa", señaló el mensaje.

Los organizadores, que dicen haber reunido ya más de 5.000 firmas para la propuesta e invitan a otros cristianos a que se sumen, señalan que apoyan "un proceso de restitución, no de amnistía" por el cual los indocumentados admiten que han violado la ley.

En consecuencia, siempre según la propuesta, se les impondrán "multas significativas pagadas en cuotas durante un periodo de siete años" en un trámite que conduciría a la residencia legal permanente.

Entre los firmantes figuran el presidente de la Coalición Nacional Latina Evangélica, Gabriel Salguero; Gustavo Crocker, de la Iglesia del Nazareno; Eric Constanzo, de la Iglesia Bautista del Sur de Tulsa; y Samuel Rodríguez, presidente de la Conferencia Nacional Hispana de Liderazgo Cristiano.

En Estados Unidos hay unos 11 millones de inmigrantes indocumentados que ingresaron ilegalmente al país o se han quedado pasada la fecha de vencimiento de sus visas. A ellos se suman cientos de miles de inmigrantes traídos cuando eran menores de edad, y otros cientos de miles de extranjeros amparados por estatus temporarios.

Con base en datos del Instituto de Impuestos y Política Económica, el Consejo Estadounidense de Inmigración, un grupo no partidista, ha calculado que los indocumentados pagan cada año unos 11.000 millones de dólares en impuestos.

En 2010, ese cálculo incluyó 8.400 millones de dólares en impuestos sobre las ventas, 1.600 millones de dólares en impuestos a la propiedad, y 1.200 millones de dólares en impuestos sobre los ingresos personales.

El Servicio de Recaudación Interna (IRS) calcula que la contribución de los indocumentados ayuda a mantener en pie el Sistema del Seguro Social, aunque muchos de esos inmigrantes jamás percibirán los beneficios de ese sistema pues carecen de documentos o han usado documentos falsos al pagar impuestos. EFE News

jab/msc

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.