Un grupo de científicos descubre que a los abejorros... ¡les gusta jugar con pelotas!

Su investigación, que observó a estos animales jugar con pequeñas bolas de madera, es la primera que muestra este tipo de comportamiento en insectos. Se suma así a la evidencia que afirma que las abejas pueden experimentar sentimientos "positivos".