Groenlandia no está en venta, pero hay otras islas al alcance de un bolsillo millonario

Groenlandia le dejó bien claro al presidente Trump que no está a la venta, pero un bolsillo millonario y rapaz puede adquirir otras islas o pueblos que sí lo están.

Vista aérea del pueblo de Ilulissat en Groenlandia (Sean Gallup/Getty Images)

Algunos de esos territorios se ubican en América Latina, que después de siglos de depredación todavía dispone de lugares para complacer esos deseos.

También hay pueblos enteros disponibles, por ejemplo en Italia, que se pueden adquirir rápidamente, y no hay que ser súper rico. Incluso algunos pueden adquirirse de forma expedita y son una verdadera ganga.

Pero si lo que se busca es una isla, hay opciones.

Trump o alguien con su misma capacidad monetaria podría comprar hoy mismo una en América del Sur. Concretamente en Chile, donde la isla Guafo está en venta por la cifra de 20 millones de dólares.

Ese pedazo de tierra en el mar está deshabitado, aunque en sus 20,000 hectáreas se asientan colonias completas de leones marinos y pingüinos. El comprador solo tendría que estar dispuesto a compartir con la marina chilena un pedacito de la isla, ya que allí la entidad tiene una estación meteorológica.

El faro de la isla Guafo. (Wikipedia - CC BY-SA 3.0)

Pero si esa compra no resulta lo suficientemente grande para sentirse “emperador”, podría decidirse por la isla de Traiguén, también en Chile. Solo tendría que desembolsar cinco millones más que la primera. Todavía es muy barato para unas 40 mil hectáreas, si pensamos igual que el dueño posiblemente tiene una fortuna billonaria.

A decir verdad, ninguna de esas opciones podría competir con Groenlandia en cuanto a tamaño. Es la mayor isla del mundo. No obstante, las dos propuestas chilenas tienen la gran ventaja de no estar cubiertas en un 80% de hielo.

Y si no te gustan las islas...

Si prefieres algo más que una isla rodeada de mar hay grandes oportunidades para tener grandes extensiones de tierra. Con dinero todo se puede, dice un refrán.

Los multimillonarios daneses Anders y Anne Holch Povlsen han ido adquiriendo gradualmente más de 80 mil hectáreas en Sutherland y las montañas de Grampian en Escocia. Hoy son los propietarios privados más grandes del país, con la idea de reconstruir las Highlands (tierras altas).

La lista de propiedades territoriales incluye también pueblos enteros. Esta opción es ideal para lo que no gustan empezar de cero. No son pocas las ofertas de aldeas italianas que venden sus propiedades por solo un euro (menos de un dólar).

Otro caso fue el de la ciudad de Tiller en Oregon, que se puso a la venta por 3.85 millones de dólares en 2017 por lotes, y una familia la fue adquiriendo hasta que se vendió de una vez a un comprador anónimo.

Una alternativa más creativa es la posibilidad también de construir una isla artificial. Por ejemplo, la isla artificial de Al Marjan, en la costa de los Emiratos Árabes Unidos, se puso a la venta para su construcción por más de 400 mil millones de dólares.

A menudo las ventas son intercambio entre multimillonarios, como fue el caso de Lanai, la sexta isla más grande de Hawái. Fue comprada por el jefe de Oracle, Larry Ellison, del CEO de Dole Food Company, David H Murdock.

También hay quien las “abandonan” como el reciente caso del convicto sexual Jeffrey Epstein. Tras su muerte quedaron a la “deriva” las islas Little Saint James y Great Saint James, que poseía en las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

Quizás esta sea una nueva oportunidad para que alguien adquiera una nueva isla.