Greta Thunberg llevó su reclamo hasta la Casa Blanca

LA NACION

WASHINGTON (Reuters).- La adolescente sueca Greta Thunberg, que cobró notoriedad mundial por inspirar huelgas estudiantiles para promover las acciones contra el cambio climático, llevó su misión hasta la residencia del presidente norteamericano, Donald Trump, con una protesta frente a la Casa Blanca.

Cientos de personas, en su mayoría jóvenes, se reunieron frente a la Casa Blanca para encontrarse con ella. "Necesitamos un cambio a nivel global", dijo Jerome Foster II, un adolescente que asistió a la protesta antes de la llegada de Thunberg, de 16 años.

La manifestación marcó el primer evento de alto perfil de su visita de seis días a Washington, con la que busca presionar a Trump antes de una cumbre climática de Naciones Unidas en la que se le pedirá a los líderes mundiales que aumenten sus ambiciones de reducción de carbono para defender al planeta del calentamiento.

Trump está entre una pequeña minoría de líderes mundiales que cuestionó abiertamente el cambio climático. Anunció su intención de retirar a Estados Unidos del Acuerdo Climático de París, un pacto global para frenar el aumento de las temperaturas a nivel global, y maximizar la producción de combustibles fósiles.

Thunberg dijo que no cree que pueda convencer a Trump u otros escépticos de que el calentamiento global es real, pero espera que reciban informes de "verdaderos científicos y expertos". La activista comenzó el año pasado a faltar a la escuela todos los viernes para manifestarse fuera del Parlamento sueco y a fin de mes irá a Nueva York, donde participará de la cumbre climática de la ONU.