Libertadores: Gremio-Lanús, promesa de fútbol en la final

Alejandro Silva (izquierda) festeja con su compañero José Sand tras marcar un gol para Lanús de Argentina en las semifinales de la Copa Libertadores ante River Plate de Argentina, en Buenos Aires. Lanús enfrentará a Gremio de Brasil en la final del torneo. (AP Foto/Natacha Pisarenko)

PORTO ALEGRE, Brasil (AP) — Renato Gaucho y Jorge Almirón han roto con el mito de que a la Copa Libertadores se la gana con tácticas mezquinas.

Con una propuesta de juego agresiva, aunque no ingenuos al defenderse, ambos guiaron al Gremio de Brasil y la Lanús de Argentina a la final del certamen de clubes más importante del aguerrido fútbol sudamericano.

El Tricolor es un popular club del sur de Brasil, con una larga experiencia en la Libertadores, a la cual conquistó en 1983 y 1995.El “Granate”, procedente de un suburbio al sur de Buenos Aires, está viviendo un momento inédito en su historia.

Ambos equipos inaugurarán su historial de enfrentamientos este miércoles en el estadio Arena de Porto Alegre en el partido de ida de la serie final, con el arbitraje del chileno Julio Bascuñan.

Renato Portaluppi, mejor conocido como Renato Gaucho, como jugador fue estandarte del primer título continental del Gremio. Como su entrenador, avala el “jogo bonito” en su equipo, alejándolo del estilo defensivo que suele ser la impronta de los clubes del sur de Brasil.

Los atacantes Luan y Lucas Barrios se encuentran entre los máximos goleadores del torneo, aportando la mayoría de los 22 goles que anotó el Gremio. El arquero Marcelo Grohe y Pedro Geromel son los pilares de una defensa que apenas ha recibido ocho goles en 12 partidos. En el mediocampo, Arthur es un volante todo terreno que de los que se cotizan millones por estos días.

“No importa que esta sea la primera final de Lanús y la quinta de Gremio. Todos tenemos las mismas oportunidades”, enfatizó Renato Gaucho.

En apenas dos años de trabajo, Almirón se convirtió en el entrenador más ganador en la historia de Lanús. Su primer mérito fue convencer a los jugadores de su propuesta, inspirada en el juego de posición de Pep Guardiola. La supremacía sobre el rival debe darse ya desde la propia área con la “salida lavolpiana”, atribuida al entrenador argentino Ricardo La Volpe, por la cual los defensas centrales se ubican en las bandas y un mediocampista en el semicírculo del área de penal para dar inicio a la ofensiva desde el saque mismo del arquero.

Bajo su mando, Lanús ganó la liga en 2016 y otros dos trofeos locales.

En el primer compromiso del certamen, perdieron en casa 1-0 ante Nacional de Uruguay. Al final ganaron con comodidad el Grupo 7, lo cual les permitió definir en su estadio la Fortaleza a partir de los octavos de final. En cuartos remontó una serie 2-0 ante San Lorenzo y en semifinales protagonizó una gesta al vencer 4-2 a River Plate, que lo aventajaba 3-0 en el global.

José Sand, un veterano delantero de 37 años, es el máximo artillero del certamen con ocho goles.

“Gremio tiene historia, buenos jugadores. Sabemos que debemos estar atentos. No nos puede pasar lo que sucedió con San Lorenzo y River”, comentó el arquero Esteban Andrade, un experto en atajar penales. “Los detalles van a marcar la diferencia. Sabemos que es un plus jugar en la Fortaleza, con nuestra gente”.

La revancha se jugará el 29 de noviembre en Buenos Aires. En la serie final, los goles de visitante no se computan doble en caso de igualdad.