Greg Abbott dice que fue “mal informado” sobre la respuesta de la policía al ataque de la escuela en Uvalde

·2  min de lectura

El gobernador de Texas, Greg Abbott, dice que está “furioso” por haber sido “mal informado” sobre la respuesta de la policía al ataque a la escuela en Uvalde que provocó la muerte de 19 estudiantes y dos maestras.

El político admitió que las declaraciones anteriores que había hecho sobre la reacción de las fuerzas del orden ante la masacre habían sido incorrectas, pero que solo había repetido lo que le habían dicho.

“La información que me dieron resultó ser, en parte, inexacta”, dijo e insistió en que la situación sería investigada “a fondo, de manera exhaustiva”.

“Sí, me mal informaron. Estoy furioso por lo que pasó”, dijo en una conferencia de prensa el viernes en Uvalde.

“Las familias cuyas vidas fueron destruidas necesitan respuestas”.

Y agregó: “La policía se va a ganar la confianza del público al asegurarse de que investiguen a fondo y de manera exhaustiva lo que pasó exactamente”.

La franca admisión de Abbott surgió horas después de que un alto funcionario de la policía de Texas admitiera que los oficiales en Uvalde tomaron la “decisión equivocada” al esperar afuera del salón de clase donde murieron 21 personas en lugar de irrumpir.

El coronel Steven McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública del estado, afirmó que la policía debió haber detenido de inmediato a Salvador Ramos, en lugar de esperar 40 minutos a que llegara unidad táctica y equipo adicional.

El miércoles, el día después del ataque, Abbott dijo en una conferencia de prensa que la policía había evitado una tragedia aún peor con su “respuesta rápida” y elogió sus acciones.

“La realidad es que, tan horrible como sucedió, pudo haber sido peor. La razón por la que no fue peor es porque los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley hicieron lo que hacen”, dijo Abbott en ese momento.

Y agregó: “Demostraron una valentía increíble al correr hacia los disparos con el único propósito de tratar de salvar vidas”.

El coronel McCraw admitió que, según los estándares de capacitación policial en Texas, se supone que los oficiales no deben esperar refuerzos tácticos antes de neutralizar a un tirador activo, y que había suficientes oficiales en la escena para detener al tirador.

“Cuando se trata de un tirador activo, no tienes que esperar al equipo táctico”, señaló y agregó: “Había muchos oficiales para hacer lo necesario”.

En el estado, cuando se declara un tiroteo activo, se supone que la policía debe ir lo antes posible y detener al tirador.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.