Greg Abbott, gobernador de Texas, intenta culpar a la “salud mental” y no a las armas por el tiroteo de Uvalde

·7  min de lectura

El gobernador Greg Abbott de Texas criticó la idea de que cualquier nueva regulación de armas podría haber detenido un tiroteo masivo como la masacre del martes en Uvalde que dejó 21 fallecidos, y en cambio dijo durante una conferencia de prensa el miércoles que el estado debe mejorar para tratar la salud mental.

“La capacidad de un joven de 18 años para comprar un arma larga ha existido en el estado de Texas durante más de 60 años, y durante el transcurso de esos 60 años, no hemos tenido episodios como este”, declaró.

“Algo que ha cambiado sustancialmente”, continuó, “es el estado de la salud mental en nuestras comunidades. Lo que sí sé es esto: nosotros como estado, nosotros como sociedad, necesitamos hacer un mejor trabajo con la salud mental. Cualquiera que le dispare a otra persona tiene un problema de salud mental, punto”.

En el tiroteo en la Escuela Primaria Robb, Salvador Ramos usó uno de los dos rifles de asalto estilo AR-15 que compró legalmente.

Las autoridades dijeron que Ramos no tenía antecedentes penales conocidos ni problemas de salud mental documentados, y que “no hubo una advertencia significativa de este delito” que el sistema podría haber detectado, según Greg Abbott, además de los mensajes en redes sociales sobre el tiroteo que se publicaron minutos antes.

Mientras tanto, quienes conocieron al adolescente dijeron que el joven de 18 años se metía con frecuencia en peleas, cometía actos de autolesión y enviaba fotos de armas pesadas en su posesión a amigos y extraños por igual.

Los comentarios del gobernador y su firme compromiso de poner fin a las formas más comunes de control de armas han sido objeto de fuertes críticas por parte de algunos tras el tiroteo en Uvalde.

Se formó un tumulto en la conferencia de prensa del miércoles con los líderes de Texas, cuando el candidato a gobernador Beto O'Rourke se acercó al podio y gritó: “El momento de detener el próximo tiroteo es ahora y no están haciendo nada”, antes de ser expulsado a empujones de la sala.

Después de ser presionado por los reporteros, Abbott dijo que las leyes de armas no hacen una diferencia en la seguridad pública, a pesar de que su propio estado tiene una clasificación más alta en mortalidad por armas de fuego en comparación con aquellos con regímenes de control de armas más agresivos.

El demócrata Beto O'Rourke, que se postula contra Greg Abbott para gobernador en 2022, interrumpe una conferencia de prensa encabezada por el gobernador de Texas, Greg Abbott, en Uvalde, Texas, el miércoles 25 de mayo de 2022. (AP Photo/Dario Lopez-Mills) (AP)
El demócrata Beto O'Rourke, que se postula contra Greg Abbott para gobernador en 2022, interrumpe una conferencia de prensa encabezada por el gobernador de Texas, Greg Abbott, en Uvalde, Texas, el miércoles 25 de mayo de 2022. (AP Photo/Dario Lopez-Mills) (AP)

“A la gente le gusta tratar de simplificar demasiado esto. Hablemos de algunos hechos reales. Hay leyes de armas reales en Chicago. Hay leyes de armas reales en Nueva York. Hay leyes de armas reales en California. Odio decir esto, hay más personas a las que les disparan cada fin de semana en Chicago que en las escuelas de Texas. Necesitamos darnos cuenta de que las personas que piensan que tal vez si podemos implementar leyes de armas más estrictas, se resolverá; Chicago, Los Ángeles y Nueva York refutan esa tesis”.

De hecho, Texas, que tiene algunas de las leyes de armas más indulgentes del país, tiene una tasa de muertes por armas de fuego prácticamente igual a la de Illinois, según datos de los CDC. Las tasas de homicidios con armas de fuego per cápita en Texas son casi el doble de las de California y casi el triple de las de Nueva York.

Los homicidios con armas de fuego en Texas han aumentado más del 90 por ciento en el estado en la última década y han aumentado casi todos los años desde 2011, según el Centro Legal Giffords.

Dos de los cuatro tiroteos escolares más mortíferos en la última década también tuvieron lugar en Texas, al igual que una serie de otros asesinatos masivos impactantes en los últimos años, incluidas masacres en una base militar en Fort Hood, una iglesia en Sutherland Springs y un Walmart en El Paso.

“En Texas, puedes comprar rifles semiautomáticos a los 18 años y llevarlos en público sin verificación de antecedentes ni capacitación, pero no tienes la edad suficiente para comprar cerveza o cigarrillos”, Shannon Watts, fundadora de Moms Demand Action for Gun Sense in America, escribió en las redes sociales después del tiroteo.

Los investigadores dicen que si un estado tiene cargadores de municiones de gran capacidad, este es el mejor predictor de si el estado tendrá tiroteos masivos. El pistolero de Uvalde, Salvador Ramos, parece haber usado múltiples cargadores de alta capacidad.

La policía y los miembros de la unidad de perros de terapia del Centro Médico del Ejército Brooke se reúnen fuera del Centro Cívico en Uvalde, Texas, el miércoles 25 de mayo de 202; el atacante de 18 años que masacró a 19 niños y dos profesores en una escuela primaria de Texas se atrincheró dentro de un solo salón de clases y “comenzó a disparar a cualquiera que se interpusiera en su camino”, dijeron las autoridades el miércoles al detallar el último asesinato masivo que sacude a Estados Unidos (AP Photo/Dario Lopez-Mills) (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved)
La policía y los miembros de la unidad de perros de terapia del Centro Médico del Ejército Brooke se reúnen fuera del Centro Cívico en Uvalde, Texas, el miércoles 25 de mayo de 202; el atacante de 18 años que masacró a 19 niños y dos profesores en una escuela primaria de Texas se atrincheró dentro de un solo salón de clases y “comenzó a disparar a cualquiera que se interpusiera en su camino”, dijeron las autoridades el miércoles al detallar el último asesinato masivo que sacude a Estados Unidos (AP Photo/Dario Lopez-Mills) (Copyright 2022 The Associated Press. All rights reserved)

Los funcionarios republicanos en Texas han propuesto mayores inversiones en salud mental y seguridad escolar, al tiempo que evitan los llamados a una reforma sobre las armas.

“Tenemos que hacer que sea más difícil llegar a estos objetivos para que nadie pueda entrar nunca excepto por una sola entrada”, dijo el martes el vicegobernador Dan Patrick para Fox News. “Tal vez eso ayudaría. Tal vez eso detendría a alguien”.

El gobernador Abbott ha dicho que Uvalde y muchas partes de Texas carecen de una infraestructura de salud mental adecuada, y quienes necesitan atención se ven obligados a viajar a las grandes ciudades o a renunciar al tratamiento.

“Hay una mayor necesidad de un edificio dedicado a la atención de salud mental física en esta región”, dijo Abbott el miércoles.

Luego de múltiples tiroteos masivos en 2019, incluido un ataque racista en un Walmart donde murieron 23 compradores en un área predominantemente latina, los legisladores de Texas implementaron una serie de políticas de seguridad y salud mental, incluida la creación del Consorcio de Salud Mental de Texas y un proyecto de ley que aumenta la formación en salud mental para educadores y las ofertas para los estudiantes. Otro proyecto de ley eliminó los límites sobre cuántos maestros pueden portar armas en el campus.

Al mismo tiempo, Abbott ha hecho que sea mucho más fácil para los texanos acceder a las armas y eliminó los requisitos sobre quién está en condiciones de portar una.

En 2021, firmó una ley que pone fin al requisito de que los texanos obtengan una licencia para portar un arma de fuego, lo que significa que prácticamente todas las personas mayores de 21 años pueden obtener una pistola en el estado.

En 2015, su administración también aprobó leyes que permiten la portación de rifles en público sin un permiso, y lo mismo para las armas en los campus universitarios.

Algunas de estas políticas no son populares entre los votantes, según sugieren las encuestas. Una encuesta de 2021 de la Universidad de Texas y el Texas Tribune encontró que casi el 60 por ciento de los votantes en el estado piensan que a los adultos no se les debería permitir portar armas sin un permiso o licencia.

Abbott y otros han discutido periódicamente sobre cambiar las leyes de armas.

Después del tiroteo en la escuela de Santa Fe de 2018, en el que murieron 10 personas, el gobernador discutió una ley de bandera roja que permitiría a los tribunales quitarles las armas a las personas que se consideren peligrosas para ellos mismos o para los demás.

En 2019, después del tiroteo en Walmart, así como el tiroteo en Midland y Odessa que dejó un saldo de siete personas fallecidas, Abbott consideró ampliar las verificaciones de antecedentes, incluso en la venta de armas entre dos personas desconocidas, aunque no volvió a hablar del tema en la próxima sesión legislativa en 2021. Ese mismo año, firmó la ley de portación sin permiso.

Después del tiroteo en El Paso, el vicegobernador Patrick dijo que estaba “dispuesto a recibir una flecha” de la Asociación Nacional del Rifle si eso significaba aprobar disposiciones de verificación de antecedentes, aunque no se aprobó ninguna de esas leyes.

“Es asombroso para mí”, dijo para NBC el senador estatal Roland Gutiérrez, un demócrata de San Antonio cuyo distrito incluye a Uvalde. “Se supone que debemos crear cosas. Se supone que debemos crear legislación para mantener a las personas seguras. Por Dios, para mantener a los niños a salvo. Y aquí hemos hecho exactamente lo contrario”.

Los funcionarios escolares en Texas también pidieron más control de armas.

“No necesitamos otra mesa redonda de expertos en seguridad. No necesitamos más simulacros de tiradores activos”, dijo Zeph Capo, presidente del capítulo de Texas de la Federación Estadounidense de Maestros, en un comunicado después del tiroteo. “Necesitamos una legislación que aborde algunos de los requisitos más básicos para garantizar que las personas inestables no le quiten la vida a nuestros niños y maestros”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.