Grecia pide a UE responder con unidad a "chantaje" de Putin

·2  min de lectura
El primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis pronuncia un discurso con motivo de la inauguración de la Feria Internacional de Salónica, en Salónica, norte de Grecia, el sábado 10 de septiembre de 2022. (AP Foto/Giannis Papanikos) (ASSOCIATED PRESS)

SALÓNICA, Grecia (AP) — La Unión Europea debe tener una respuesta coordinada al desafío que supone el “chantaje” del presidente ruso Vladimir Putin con el suministro de gas, indicó el sábado el primer ministro griego Kyriakos Mitsotakis.

La invasión de Putin a Ucrania pretende “legitimar un autoritarismo despótico y permitir que cualquier pendenciero local” haga lo mismo, señaló Mitsotakis en una referencia bastante directa a la vecina Turquía y al discurso cada vez más agresivo del presidente Recep Tayyip Erdogan.

“En la guerra de Ucrania, apoyamos a los que se defienden, apoyamos la democracia y la libertad… sabemos lo que es tener un vecino (agresivo)”, agregó.

Putin desea convertir la preocupación europea sobre la energía en desestabilización política, dijo Mitsotakis en su discurso principal en la Feria Internacional de Salónica, en la que el jefe de gobierno anunció las políticas económicas del año entrante.

El primer ministro griego recordó al auditorio que Grecia había propuesto hace meses fijar un límite a los precios del gas natural y desvincular los precios de la electricidad de los de ese energético. Además manifestó satisfacción de que la Unión Europea haya avanzado hacia ese tipo de soluciones.

“Más vale tarde que nunca”, dijo el gobernante horas antes el sábado, cuando recorría los puestos de exhibición en la feria.

Mitsotakis agregó que su gobierno continuará subsidiando los pagos de electricidad “a toda costa".

Sin embargo, las autoridades griegas también han indicado que los subsidios incluirán ahora incentivos para reducir el consumo y cuando sea posible sustituir el gas natural con otras fuentes de combustible para calefacción.

El primer ministro anunció un número de medidas adicionales, como la entrega de un cheque de 250 euros para compensar el costo de la vida a unos 2,3 millones de beneficiarios, aumentar las pensiones y el sueldo mínimo, reducir los impuestos, un subsidio de 150 millones de euros a los agricultores para compensarles el encarecimiento de los combustibles y los alimentos para los animales, así como mejorar los sueldos para el personal del servicio de salud, las fuerzas armadas y otros sectores.