La CE autoriza la vacuna de Pfizer adaptada a otras dos subvariantes de Ómicron

·2  min de lectura

Bruselas, 12 sep (EFE).- La Comisión Europea autorizó hoy la comercialización de la vacuna desarrollada por el laboratorio BioNTech y la farmacéutica Pfizer adaptada a las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron que horas antes ha sido respaldada por la Agencia Europea del Medicamento (EMA).

La comisaria de Salud del Ejecutivo comunitario, Stella Kyriakides, confirmó en Twitter dicho permiso después de conocer que el suero cuenta con el análisis positivo de la EMA y destacó que la autorización "garantizará que los Estados miembros serán capaces de desplegarla rápidamente" para "proteger a los ciudadanos".

"Sabemos que la covid es todavía una amenaza. Por eso acabamos de autorizar la dosis de refuerzo de BioNTech y Pfizer contra las actuales variantes", subrayó, por su parte, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Von der Leyen remarcó también que esta vacuna ayudará a los europeos a "estar seguros este otoño" y apuntó que "la vacunación todavía es la mejor forma de protegerse contra la covid-19".

La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) respaldó este lunes una vacuna bivalente de la farmacéutica Pfizer adaptada a las subvariantes BA.4 y BA.5 de Ómicron, además de la variante original del SARS-CoV-2, el virus que causa la COVID-19, una dosis actualizada para prepararse para nuevas olas de contagios en otoño.

El organismo con sede en Ámsterdam indicó que el suero adaptado “ampliará aún más el arsenal de vacunas disponibles para proteger a las personas contra la COVID-19 a medida que continúa la pandemia y se anticipan nuevas oleadas de infecciones en la temporada de frío”.

Este preparado está destinado a personas mayores de 12 años que hayan al menos recibido ya la pauta primaria contra la enfermedad, y tiene el objetivo de proteger mejor contra las variantes del SARS-CoV-2 que circulan ahora mismo, y “se espera que brinde una protección más amplia contra diferentes variantes”, señala la EMA.

La EMA respaldó el 1 de septiembre el uso de otras dos vacunas adaptadas a nuevas variantes del SARS-CoV-2 (destinadas a atacar la subvariante Omicron BA.1 y la variante original) desarrolladas por las farmacéuticas Pfizer y Moderna como refuerzo para una protección más amplia contra la COVID-19 en personas mayores de 12 años.

Unos días después, la EMA y el Centro Europeo para la Prevención y el Control de Enfermedades (ECDC) recomendaron el uso de esas vacunas actualizadas como refuerzo prioritario en personas con mayor riesgo, incluidos mayores de 60 años, personas inmunodeprimidas, mujeres embarazadas, pacientes con enfermedades subyacentes que los ponen en riesgo, ancianos y personal de las residencias, y los sanitarios.

(c) Agencia EFE