Grecia cerrará la mayoría de los bares y restaurantes durante un mes a partir del martes

·2  min de lectura
Un restaurante cerrado en Salónica, Grecia, el 30 de octubre de 2020

Grecia cerrará la mayoría de los bares y restaurantes durante un mes a partir del martes

Un restaurante cerrado en Salónica, Grecia, el 30 de octubre de 2020

ATENAS, 31 oct (Reuters) - Grecia ampliará las restricciones de movimiento durante el toque de queda nocturno y cerrará los restaurantes y bares en las zonas más pobladas durante un mes a partir del 3 de noviembre para contener el repunte de casos de COVID-19.

Grecia ha registrado menos casos de coronavirus que la mayoría de los países de Europa, pero ha visto un aumento gradual de las infecciones desde principios de octubre.

Restaurantes, bares, cafeterías, cines, museos y gimnasios cerrarán a partir del próximo martes 3 de noviembre por un período de un mes en el norte de Grecia y la región del Ática, que incluye la capital Atenas.

El toque de queda nocturno, hasta ahora aplicable a las zonas más afectadas, se extenderá por todo el país desde la medianoche hasta las 05:00 de la mañana.

"Estas nuevas normas... se centran en dos fuentes que, de manera verificable, favorecen la propagación del virus: el entretenimiento y la circulación de personas", dijo el primer ministro Kyriakos Mitsotakis en un discurso.

Mitsotakis dijo que las autoridades introducirían medidas de apoyo, con un coste estimado de 1.500 millones de euros, a los sectores afectados. Grecia ya ha desembolsado más de 14.000 millones de euros para apoyar el impacto económico de la primera ola del virus.

Los negocios minoristas, la industria y las escuelas permanecerán abiertos, junto con el sector de servicios como los hoteles y peluquerías.

Los encierros regionales afectan a las zonas más pobladas del país; Ática tiene una población de 3,9 millones de habitantes y las regiones del norte alrededor de 1,5 millones.

Grecia registró un nuevo pico de 1.690 nuevos casos de COVID-19 el viernes, y cinco muertes, lo que eleva a 620 el número de víctimas desde la aparición del virus a finales de febrero.

(Información de Lefteris Papadimas, escrito por Michele Kambas; editado por Angus MacSwan, traducido por Michael Susin en la redacción de Gdansk)