Grave, intromisión de la FGR en investigación de Ayotzinapa: CIDH

TIXTLA, Gro., noviembre 15 (EL UNIVERSAL).- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) pidió al Estado mexicano que garantice una investigación independiente en el caso Ayotzinapa porque de no ser así no se llegará a la verdad ni tampoco habrá justicia.

Además aseguró que en la Fiscalía General de la República (FGR) cometió una "grave intromisión" en la Unidad Especial de Investigación y Litigación en el Caso Ayotzinapa (UEILCA), con la orden de aprehensión que se giró contra el exprocurador de justicia, Jesús Murillo Karam, y contra 21 militares.

Este martes estuvo en la normal rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa, la presidenta de la CIDH, Julissa Mantilla Falcón, junto con la relatora de la comisión para México, Esmeralda Arosemena de Troitiño, para presentar el tercer informe del Mecanismo Especial de Seguimiento del Caso Ayotzinapa (Mesa).

Primero las funcionarias de la CIDH se reunieron con los padres y madres de los 43 estudiantes desaparecidos el 26 de septiembre del 2014 en Iguala y después ofrecieron una conferencia de prensa.

La presidenta de la CIDH dijo que hay una gran preocupación por la independencia en la UEILCA por los hechos que han ocurrido en los últimos meses. Se refirió a la "grave intromisión" que hizo la FGR en la investigación al solicitar la orden de aprehensión contra Murillo Karam y el desistimiento de otras 21, la mayoría contra militares, sin tomar en cuenta la unidad.

También, dijo, que hay preocupación porque la renuncia de Omar Gómez Trejo a la UEILCA puede impactar en el curso de la investigación.

Gómez Trejo renunció a la UEILCA por esas órdenes de aprehensión que solicitó la FGR sin consultarlo. En su lugar, fue designado Rosendo Gómez Piedra.

"No debe haber injerencia de ningún poder público en la investigación del Caso Ayotzinapa, porque si hay injerencia de otra unidad que no es la encargada de la investigación habrá una afectación en el proceso […si no hay independencia no habrá un acercamiento con la verdad y la justicia", dijo la relatora.

La presidenta de la CIDH insistió: "No puede haber ningún tipo de injerencia de poderes, ni del Ejecutivo, ni del Legislativo, de nadie […] la verdad se debe construir sin injerencias".

Tanto la presidenta y la relatora de la CIDH hablaron sobre el último informe de la Comisión para la Verdad y el Acceso a la Justicia para el caso Ayotzinapa (Covaj), donde la principal versión fue construida a través de captura de pantalla de mensajes de WhatsApp entre presunto criminales.

Esta narrativa fue puesta en duda por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) al cuestionar la veracidad de las capturas.

"La búsqueda de una persona desaparecida es dolorosísima, por es hasta cruel construir narrativas que no estén fundamentadas, que no estén adecuadamente corroboradas y verificadas, por eso es que se dice que con la desaparición forzada hay una victimización adicional a los familiares, porque es tocar de una manera tan inapropiada la esperanza y la expectativa", dijo la presidenta de la CIDH.

La relatora de CIDH dijo que la UEILCA debe ser la única institución que debe asumir toda la responsabilidad de la investigación de todos los elementos; dijo que el informe del Covaj debe ser analizado por la unidad.

"Todos podemos tener una opinión del informe de la Covaj, pero quien debe determinar si hay información probatoria o no, si sirve o no, es la unidad de la fiscalía. Está el problema de la injerencia, por eso es la importancia de la independencia de la unidad", dijo la relatora.

Luego volvió a rematar la presidenta: "Con el tema del informe de la Covaj, con el afán de cumplir se empieza con esta información que no fue corroborada, hemos detectado esta situación última con mucha preocupación, no podemos hablar de intención, pero sí que se puede afectar el propósito de llegar a la verdad, a la justicia y a la reparación del daño".