Los granjeros indios anuncian el fin de las protestas tras un año de acampadas

Nueva Delhi, 9 dic (EFE).- Los campesinos que desde hace más de un año han acampado en las entradas de Nueva Delhi, en protesta contra una reforma agraria promovida por el Gobierno indio, anunciaron este jueves el fin de las manifestaciones después de que fueran aceptadas sus demandas.

Los agricultores retirarán formalmente sus acampadas el próximo sábado 11 de diciembre, poniendo fin a una de las mayores protestas a las que se ha tenido que enfrentar el Gobierno del primer ministro indio, Narendra Modi.

"Los campesinos van a abandonar la protesta el 11 de diciembre", declaró en una rueda de prensa Darshan Pal Singh, líder del sindicato agrícola Krantikari Kisan Union.

El anuncio hecho hoy por las decenas de gremios de granjeros convocantes de la protesta viene precedido por la decisión del Gobierno de Modi de derogar tres leyes que buscaban liberalizar el comercio agrícola.

Ademas de la anulación de las leyes, los campesinos tenía una serie de demandas que incluía la revisión de los precios mínimos de venta sobre la producción, una política gubernamental creada para proteger el valor de las cosechas ante la fluctuación del mercado.

Imágenes de varios de los puntos de acampada, difundidas por medios locales, mostraron a los campesinos desmontando parte de las improvisadas viviendas que durante más de un año levantaron en tres carreteras que conectan a Nueva Delhi con los estados vecinos.

Las asociaciones de agricultores volverán a reunirse el próximo día 15, y "si el Gobierno no cumple su promesa, retomaremos las manifestaciones", aseguró por su parte el líder campesino Gurnam Singh Charuni.

La ley de Comercio de Productos Agrícolas de 2020, el Acuerdo de Agricultores sobre Garantía de Precio y Ley de Servicios Agrícolas de 2020, y la enmienda a la Ley de Productos Esenciales, aprobadas hace algo más de un año por el Parlamento indio, representan en conjunto un reforma profunda a la comercialización de productos agrícolas y el mercado.

Estas leyes relajaban una serie de reglas sobre el precio mínimo de venta, el almacenamiento y la negociación con la industria, que habían evitado la entrada del sector en el libre mercado.

Los agricultores sin embargo consideraron que esto dejaría en manos de las grandes empresas el control del comercio, oprimiendo aún más a los granjeros, que son la mayor fuerza de trabajo de la India.

Esto provocó inmediatamente la manifestación de miles de campesinos que marcharon hasta Nueva Delhi y permanecen desde hace un año acampados en los bordes de la capital india exigiendo la derogación de la leyes.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.