Más grande que el Mariel: 140,000 cubanos han llegado a las fronteras de EEUU desde octubre

·5  min de lectura

El número de cubanos que huyen de la pobreza y la opresión en la isla ha superado el éxodo del Mariel en 1980, según datos gubernamentales que revelan que más de 140,000 cubanos han sido detenidos en las fronteras estadounidenses entre octubre del año pasado y mayo.

La asombrosa cifra supera los 125,000 cubanos que partieron del puerto del Mariel, cerca de La Habana, en 1980 entre abril y octubre huyendo también del deterioro de las condiciones económicas y la falta de libertades tras la llegada al poder de Fidel Castro en 1959.

En solo dos años, que coincidieron con la pandemia de la Covid-19 y una severa crisis económica en la isla, el número de cubanos que abandonaron el país saltó de 14,015 en 2020 a 140,602 en mayo de este año, según datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos.

La mayoría de los inmigrantes cubanos llegan a la frontera con México, pero la Guardia Costera estadounidense envía cubanos de vuelta a la isla casi todas las semanas. El martes, la tripulación del guardacostas Issac Mayo repatrió a 36 cubanos que casi llegan a los Cayos de Florida. Un total de 2.464 han interceptado desde octubre, dijo el martes la Guardia Costera.

Los cubanos que se encuentran en el mar generalmente son enviados de regreso en virtud de un acuerdo migratorio con el gobierno cubano pactado tras la llamada crisis de los balseros en 1994. Pero a muchos cubanos que llegan por tierra se les ha permitido quedarse y solicitar asilo. Las expulsiones a México bajo la controversial política conocida como Título 42 aumentaron en mayo, en virtud de un acuerdo con las autoridades mexicanas para recibir más cubanos, pero el número, casi 2,000, sigue siendo una pequeña fracción de los que llegaron a la frontera.

Pero hay algunas señales de que la migración desde Cuba podría estar disminuyendo. En mayo, el número de cubanos detenidos en las fronteras a nivel nacional disminuyó en casi un 27%, desde un pico de 35,080 en abril a 25.691.

No se sabe con precisión por qué llegaron menos cubanos el mes pasado y aún es demasiado pronto para ver si la tendencia se mantendrá.

Varios países latinoamericanos en la ruta terrestre hacia la frontera con Estados Unidos han impuesto nuevos requisitos a los cubanos que intentan obtener una visa, medidas que los funcionarios del gobierno cubano atribuyen a la presión de Estados Unidos.

A principios de este mes, el gobierno cubano también ordenó a las embajadas extranjeras en Cuba que dejaran de realizar transacciones con la moneda virtual de Cuba, lo que provocó que muchas embajadas latinoamericanas suspendieran el procesamiento de visas.

El éxodo ya ha provocado cambios en la política estadounidense hacia Cuba. Después de pausar una revisión de la política hacia Cuba debido a la represión del gobierno tras las protestas masivas en julio pasado, los representantes de los dos gobiernos se reunieron en Washington en abril para discutir la crisis migratoria.

La administración de Biden también reanudó las vías legales para que los cubanos emigren a los Estados Unidos que fueron cerradas por la administración anterior, como el Programa de Parole de Reunificación Familiar Cubana que el Departamento de Seguridad Nacional dijo que se reiniciará este verano. Tras los anuncios hechos por la Casa Blanca el mes pasado, los vuelos a las provincias cubanas también se reanudaron la semana pasada.

Los funcionarios estadounidenses han dicho que el gobierno se compromete a emitir al menos 20,000 visas de inmigración a cubanos anuales, como parte de los acuerdos migratorios con Cuba, pero la cifra es menor que el número promedio de cubanos que llegaron mensualmente a la frontera con México en los últimos tres meses.

Las presiones para emigrar de Cuba continúan, sobre todo porque la escasez y los apagones se han agravado este verano. La semana pasada, el gobernante cubano, Miguel Díaz-Canel, apareció en la televisión presentando diapositivas con gráficos y datos para tratar de explicar a la población cubana por qué hubo tantos cortes de energía eléctrica. Dado el mal estado de la red eléctrica de la isla y la falta de mantenimiento regular, no prometió una solución inmediata. Ramiro Valdés, uno de los comandantes de la vieja guardia, pidió a la población reducir su consumo de energía.

El precio de los alimentos también se está disparando. Una pierna de cerdo de 20 libras cuesta 7,000 pesos cubanos, casi el doble del salario medio de 3,838 pesos. Una libra de limones cuesta 100 y una libra de frijoles negros 70.

Muchas familias también se han visto afectadas por la represión contra quienes se manifestaron contra el gobierno el año pasado.

Carlos Michelena Valdés, de 33 años, fue sentenciado recientemente a 10 años en prisión solo por filmar una protesta el 12 de julio, en el empobrecido barrio de La Güinera en La Habana. Su madre, Ana Rosa Valdés, publicó un video en Tik Tok denunciando una revolución que dijo haber apoyado en el pasado.

“Esta revolución la odio, una revolución en la que siempre he creído”, dijo. “Pero ya no creo en ella porque todo en ella es injusto”.

“Gracias a Dios el menor de mis hijos pudo irse del país este año para el país de los malos, como dicen ustedes, para Estados Unidos”, dijo en referencia a cómo la propaganda cubana retrata a Estados Unidos. “Gracias a él puedo llevarle a mí hijo su jaba [de alimentos a la prisión] al Combinado del Este”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.