Grace de Mónaco solo tenía 10 mil dólares cuando murió

·2  min de lectura

CIUDAD DE MÉXICO, abril 6 (EL UNIVERSAL).- Un documental recién estrenado en televisión británica reveló la realidad financiera de Grace Kelly, la famosa actriz de Hollywood que dejó todo para convertirse en princesa de Mónaco. Grace de Mónaco fue la estrella de cineastas como Alfred Hitchcock, pero Raniero III de Mónaco, con quien se casó, le pidió que dejara todo para entrar a la realeza.

Sin embargo, lejos del glamour que la hizo brillar y fuera del palacio monegasco, la cuenta bancaria de la actriz no reflejaba lo que el resto del mundo veía. De acuerdo con "Grace Kelly: The Missing Millions", la mamá del príncipe Alberto II de Mónaco solo tenía 10 mil dólares en el banco y una casita en Irlanda -que perteneció a su abuelo- cuando murió el 14 de septiembre de 1982, a los 52 años.

En la producción "Grace Kelly: The Missing Millions", Gemma Godfrey, especialista en contabilidad forense, señala que lo que se esperaría es que la princesa Grace de Mónaco hubiera terminado con una cuenta bancaria que reflejara su éxito en la Meca del Cine, con ahorros aproximados a los que tenía Audrey Hepburn, quien tenía una fortuna calculada en 85 millones de dólares.

Pero eso no es todo lo que se desvela en el documental. También, Grace tuvo que "invertir" en el palacio de Mónaco 2 millones de dólares, los cuales, obtuvo de una inversión de la herencia de su papá, quien era un prominente empresario estadounidense, ya que su salario de actriz no le dejó esas ganancias debido a la brecha salarial entre hombres y mujeres de aquella época. Por ejemplo, por su trabajo en la cinta "Mogambo", Grace solo ganaba 750 dólares a la semana en comparación de los 5 mil dólares que percibía Clark Gable.

Se sabe que años después de su boda con el príncipe Rainiero, Grace Kelly se arrepintió de haber dejado su carrera a cambio de convertirse en princesa, pero no se quejó públicamente.