Gotabaya Rajapaksa renuncia a la Presidencia de Sri Lanka tras meses de protestas

·2  min de lectura

Colombo, 15 jul (EFE).- El hasta hoy presidente de Sri Lanka, Gotabaya Rajapaksa, renunció al cargo para el que fue electo en 2019, informó este viernes el Parlamento tras autentificar una misiva enviada por el mandatario desde Singapur.

“En este sentido, el presidente ha renunciado y dejado legalmente vacante su cargo el 14 de julio de 2022”, anunció hoy a la prensa el presidente del Parlamento, Mahinda Yapa Abeywardene.

Abeywardene afirmó que el nuevo presidente será elegido en los próximos siete días desde la renuncia de Rajapaksa.

“Mi objetivo es completar el proceso lo antes y con el mayor éxito posible”, dijo, y agregó que es fundamental garantizar que se elija un nuevo presidente en un marco transparente y democrático, mientras tanto Ranil Wickremesinghe continuará como presidente en funciones.

La dimisión del presidente es fruto de las intensas protestas que atraviesa la nación isleña desde finales de marzo, cuando miles de esrilanqueses comenzaron a salir a las calles de Colombo para protestar contra la gestión de la crisis económica por parte del presidente.

En principio pacíficas, las protestas se tornaron violentas el pasado sábado cuando varios grupos de manifestantes asaltaron las residencias del presidente Rajapaksa y del primer ministro, Ranil Wickremesinghe, en la capital, obligándoles a huir.

Rajapaksa anunció ese día que haría efectiva su renuncia el miércoles, pero finalmente no la comunicó hasta un día después al Parlamento por misiva, que tuvo que verificar la veracidad de la carta remitida por el mandatario a través de un enviado diplomático.

El presidente envió la carta desde Singapur, donde llegó ayer desde Maldivas, tras abandonar Sri Lanka a bordo de un avión de las Fuerzas Armadas, acompañado por su esposa y dos guardaespaldas, haciendo uso de sus poderes presidenciales.

Antes de su salida de Sri Lanka, Rajapaksa designó al primer ministro, Ranil Wickremesinghe, como presidente en funciones, pese a que la nación esperaba ese mismo día que ambos líderes presentaran su renuncia tal como prometieron.

Rajapaksa se convierte así en el primer presidente esrilanqués en renunciar desde que Sri Lanka adoptó el sistema presidencial de gobierno en 1978.

Las calles de Colombo adoptaron un ambiente festivo desde altas horas de la madrugada, a sabiendas del inminente anuncio con la dimisión del presidente que estaba por realizarse a primera hora de la mañana.

Imágenes difundidas por medios locales y en redes sociales mostraron a grandes grupos de personas lanzando petardos, bailando al ritmo de la música o gritando consignas, muchos de ellos frente a las puertas del Parlamento o en el parque Galle Face, en los alrededores de la Secretaria Presidencial, que ha sido el epicentro de las protestas desde su comienzo en marzo.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.