Gorditas de horno, la "hamburguesa de rancho" que deleita paladares

SAN LUIS POTOSÍ, SLP., enero 2 (EL UNIVERSAL).- Las "gorditas de horno" del Mercado "Miguel Hidalgo en el centro histórico de la capital de San Luis Potosí, son una tradición de por lo menos medio siglo de antigüedad y que aún hoy en día son comunes las filas que se hacen para poder adquirirlas, pese a que hay muchos establecimientos que ofrecen el platillo, las gorditas "Pepe" son las más antiguas del mercado y las más populares entre los comensales.

Entre la población potosina se han popularizado, muchos se atreven incluso a compararlas con las hamburguesas, alimento con raíces norteamericanas, y señalan que las gorditas bañadas en salsa en una bolsa, son un alimento tradicional de la gastronomía potosina convirtiéndose en "la hamburguesa de rancho".

Al respecto, Karen García, encargada actual de este local ubicado justo en la puerta principal de este tradicional mercado, comenta que el negocio lo inició su abuelita Leonila y su abuelito Inocencio Martínez hace aproximadamente 50 años, originario de la comunidad de Tierra Blanca, trajo la receta al centro de la ciudad y construyó un horno de adobe en el Barrio de San Miguelito, que sigue siendo el mismo en donde se hornean los centenares de gorditas que se venden diariamente.

Recuerda que fue el primer puesto de gorditas de horno que hubo en el mercado, lo que ha ayudado a que esté "agenciado", pero sin duda se ha mantenido en el gusto de la gente gracias a la calidad de los ingredientes, pero sobre todo a la salsa de receta familiar que incluye jitomates y chiles serranos tatemados, de la cual hacen alrededor de 8 cubetas todos los días.

Originalmente solo había dos o tres variedades (chicharrón, rajas y queso), las cuales siguen siendo las más comunes en los carritos y triciclos que se ven en la Calzada de Guadalupe y otros lugares de San Luis Potosí, pero en este puesto hay por lo menos de 12 guisos, incluyendo carne al pastor, arrachera, mole, barbacoa, lomo, picadillo, etcétera.

Karen señala sentirse afortunada de que este negocio haya mantenido a su familia por varias generaciones y se siga manteniendo en el gusto de la gente.

El crear este delicioso platillo potosino requiere de todo el tiempo, aunque el puesto cierra a las 16:00 horas, este es el horario para iniciar con la preparación de los guisos del día siguiente. La encargada señala que hay personas encargadas de recolectar la leña para el horno, mientras otros baten la masa de maíz quebrado manualmente, y otra parte del equipo se dedican a realizar la salsa, entre todos elaboran el resto de lo que falte, en este negocio todos son prácticamente familia, pues participan los hermanos, hijos, primos, sobrinos quienes señalan "estamos muy agradecidos con lo que nos heredaron nuestros abuelos".

Estas famosas gorditas no tienen otras sucursales, ni revendedores, las únicas y originales son las de este puesto que se encuentra en la entrada principal del mercado y aunque hay otros puestos con esta comida típica, estas del Mercado Hidalgo siguen siendo las preferidas y las únicas que continuamente tienen filas de 15 a 20 personas.

A futuro, las gorditas de horno no planean instalar más sucursales o hacer más hornos para acaparar el mercado, los empleados continúan con una tradición que no solo los ha instalado como los mejores del lugar, sino que ha dado de comer por muchos años a su familia, afirman continuarán el legado de su familia, de manera tradicional tal y como inició hace más de cinco décadas.