A golpes y con palos, caravana migrante se abre paso por Tapachula

·2  min de lectura

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis., agosto 28 (EL UNIVERSAL).- Migrantes, la mayoría haitianos, que este sábado salieron de Tapachula, Chiapas, hacia la frontera norte, fueron interceptados entre los municipios de Huehuetán y Tuzantán por elementos de la Guardia Nacional, pero a golpes y con palos se abrieron paso.

El grupo de unos 700 migrantes partió en caravana de Tapachula porque las autoridades no les resuelven su situación migratoria después de varios meses de trámites. Algunos de ellos señalaron que hace más de un año iniciaron gestiones de regularización sin obtener respuesta.

Este domingo el presidente Andrés Manuel López Obrador visitará la ciudad en el último día de su gira por Chiapas.

El contingente, integrado además por cubanos, venezolanos y centroamericanos, dejó Tapachula después de cinco días de movilizaciones y protestas frente a las oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR).

Los extranjeros, entre quienes van menores de edad, salieron del parque central de Tapachula hacia la autopista de México con Guatemala. Cuando cruzaban por Huehuetán, elementos del INM cerraron la caseta de revisión y se retiraron. Libres de obstáculos los migrantes cruzaron, algunos corriendo y gritando jubilosos.

Más adelante, entre Huehuetán y Tuzantán, toparon con un despliegue de la Guardia Nacional que trató de impedir el avance. Los agentes federales intentaron detenerlos, pero los migrantes respondieron con golpes y palos para abrirse paso, otros cruzaron por el monte y el río.

La caminata fue bajo el intenso calor, aunque por la tarde los sorprendió la lluvia que no detuvo su trayecto. Un migrante centroamericano confío en que mantendrán el viaje a pesar de las adversidades.

"¿Qué le vamos a hacer? Nos va pegando sol y agua, pero no importa; esperamos que el presidente López Obrador se ponga la mano en la conciencia y nos atienda; vamos muchos padres con hijos", enfatizó.

Wilner Metelus, presidente del Comité Ciudadano en Defensa de los Naturalizados y Afromexicanos, solicitó al gobierno de México que no disponga de la fuerza policíaca en contra de los migrantes y "que respete sus derechos".

Integrantes del Centro de Derechos Humanos Fray Matías de Córdova proporcionaron agua a los migrantes, que bajo los árboles y la orilla de la carretera se detuvieron en varias ocasiones para descansar.

Empresarios y comerciantes han señalado que el plan de contención migratorio en la frontera sur propició que se tengan unos 120 mil extranjeros varados, los cuales que promedian más del 30% de la población de Tapachula, que tiene 353 mil lugareños.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.