Golpearon y desfiguraron al joven que gastó una fortuna para parecerse a Ken

·2  min de lectura
Jimmy Featherstone no entiende por qué lo golpearon
hulldailymail.co.uk

Un joven que gastó 10.000 libras (14.000 dólares) en cirugías estéticas para parecerse a un muñeco Ken fue golpeado por dos hombres en un ataque homofóbico, cuyo “objetivo” era “arruinarle el rostro”. Sucedió el 29 de mayo pasado, en Humberside, al norte de Inglaterra.

La víctima, Jimmy Featherstone, quien en varias ocasiones admitió su idolatría por el muñeco de plástico, iba a protagonizar dentro de uno días un programa de televisión. Por la golpiza, el joven sufrió una rotura de nariz y cortes en la cara.

Jimmy gastó más de 14.000 dólares parece ser el
thesun.co.uk

Jimmy gastó más de 14.000 dólares parece ser el "Ken humano" (thesun.co.uk/)

Según informó el portal Hull Live, Jimmy contó que esa noche fue atacado por dos hombres en un bar sobre la calle Silver. Mientras los agresores lo golpeaban y pateaban, le gritaban insultos homofóbicos. La policía local confirmó el incidente

“Los atacantes quería arruinar mi cara perfecta”, aseguró Jimmy.

El joven debió ser trasladado de urgencia al hospital, donde le trataron la rotura de nariz y las heridas en su cabeza. A su vez, su respiración se vio afectada tras el ataque y se está a la espera de estudios cerebrales para determinar el grado de gravedad de los golpes.

Jimmy Featherstone fue atacado por dos hombres que le quería
hulldailymail.co.uk

Jimmy Featherstone fue atacado por dos hombres que le quería "arruinar el rostro" (hulldailymail.co.uk/)

“Me cuestioné una y otra vez por qué a mí. Yo no me anoté en la televisión para que me asaltaran o me violentara. Me dijeron que querían arruinarme la cara para el programa de televisión que voy a filmar la semana que viene. Antes de venir a romperme la nariz, me gritaban: ‘Gay’”, contó Jimmy.

Según contó el “Ken humano”, trabajará junto a su abogado para llevar el caso a los tribunales. “Estoy absolutamente devastado”, señaló. A su vez, agregó: “Todavía tengo dolor al respirar y estoy esperando que lleguen mis resultados. Me estoy tomando un día a la vez para mejorar”.

Finalmente, Jimmy reflexionó: “A veces me pregunto qué pasa por la mente de la gente. No es el bar el problema. Ni el personal y ni la seguridad tienen la culpa. Es el mundo crítico en el que vivimos hoy. Por mi parte, no entiendo por qué yo era el objetivo”.

TE PUEDE INTERESAR

Todo lo que deberías saber sobre los hongos alucinógenos

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.