Golpean a dos pediatras y a una enfermera en un hospital de Granada tras la muerte de un bebé prematuro

Los hechos ocurrieron este martes en el hospital maternal Virgen de las Nieves de Granada. Varios miembros de la familia de un bebé prematuro, incluido su padre, reaccionaron de forma violenta contra parte del equipo que había atendido al bebé al serles comunicado su fallecimiento. Dispositivos de la Policía Local y Nacional tuvieron que acudir al lugar para calmar y controlar la situación, según informa El Confidencial.

La familia de un bebé prematuro nacido en Granada agrede a parte del equipo médico que lo atendió al comunicarles su fallecimiento. (Foto: REUTERS/Yves Herman)

Dos pediatras y una enfermera fueron los agredidos por la familia del bebé fallecido, de etnia gitana. Prematuro, tenía diversos problemas acarreados por su nacimiento antes de tiempo que no han sido detallados, y pese a los intentos del equipo médico por salvarle la vida, no se pudo hacer nada. La noticia desencadenó una reacción violenta por parte de algunos familiares, que propinaron golpes, puñetazos e insultos a tres trabajadores del hospital.

Según detalla El Confidencial, el padre del bebé, que fue posteriormente identificado por los agentes que acudieron pero no detenido, golpeó con una puerta a la enfermera, que tuvo que se atendida por sus compañeros del servicio de urgencias. A los pediatras les habría propinado bofetadas y puñetazos.

El personal del hospital, al ver las dimensiones de lo ocurrido y por los nervios del momento, activó el botón antipánico y se activó el protocolo establecido en estos casos. Los vigilantes de seguridad acudieron al lugar e intentaron calmar los ánimos, sin conseguirlo.

A la llamada acudieron también agentes tanto de la Policía Local como Nacional que a su vez tuvieron que pedir refuerzos para poder desalojar a los familiares. Al final, según relata este diario, la Jefatura Superior optó por mandar a un equipo de Unidad de Prevención y Reacción.

Algunos testigos de lo sucedido a los que ha tenido acceso El Confidencial han asegurado que el padre del bebé gritaba: “Me cargo a todo el que vaya de blanco”. Algunos también mencionaron que llevaba un arma, aunque este extremo no ha sido confirmado por fuentes policiales.