Un nuevo traspié (a horas de celebrarse) pone en jaque la boda 'maldita' de Anabel Pantoja

·4  min de lectura
SAN MARTIN DE LA VEGA, SPAIN - JUNE 30: Anabel Pantoja inaugurates the Parque Warner Beach on June 30, 2021 in San Martin de la Vega, Spain. (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)
Anabel Pantoja se niega a cancelar su boda y Kiko Rivera no va (Photo by Carlos Alvarez/Getty Images)

La sobrina de Isabel Pantoja tiene claro que se casa con Omar Sánchez pase lo que pase y ni siquiera el fallecimiento de su abuela Ana ha sido un motivo suficiente para posponer o cancelar el evento que la convertirá en esposa de ‘su negro’.

El uno de octubre lleva marcado en el calendario de la influencer hace mucho tiempo y se iba a convertir en el mejor día de su vida aunque, dadas las circunstancias actuales, dudo que pueda serlo.

Anabel es de las que cree en una boda de cuento de hadas pero lo cierto es que su enlace ha estado marcado por las críticas y la mala suerte desde el inicio. Cuando ‘Sálvame’ desveló la localización de su bodorrio, en la isla de La Graciosa, en Canarias, los ecologistas fueron los primeros en saltar a la palestra.

Algunos defensores del paraíso natural que supone La Graciosa entendían que, siendo Anabel un personaje tan mediático, su boda iba a causar daños en el ecosistema debido a la masificación de prensa, curiosos e invitados a la ceremonia.

Pero ese no era su único frente abierto dado que esta boda está desde el principio marcada por una gran ausencia, la de su propio padre. Bernardo Pantoja se desplaza en silla de ruedas motorizada y, al ser la boda a pie de playa en la arena, su hija explicó que él no podría asistir por temas de accesibilidad.

En otras palabras, Anabel eligió su paraíso junto al mar antes de la presencia de su progenitor en ese día tan especial para ella. Según Kiko Hernández, Bernardo está profundamente decepcionado y aunque su hija ha dicho que el año que viene hará una fiesta en Sevilla del tipo ‘segunda boda’ para que él y más familiares asistan, no es lo mismo.

Si estas polémicas no eran suficientes, unos vídeos del fiestón de Omar y sus amigos durante su despedido de soltero ponían en alerta a la audiencia de su programa y es que, a los pocos minutos de ser publicados, eran eliminados de redes sociales.

A parte de todo esto, el peor drama estaba por llegar y es la muerte de su abuela Ana a los 90 años tras una larga enfermedad. Anabel ha viajado a Cantora de urgencia, cogiendo un Ferry y dos aviones para, junto a su primo Kiko Rivera, ir a velar el cuerpo de la madre de Isabel Pantoja.

El chasco final se lo acaba de comunicar su propio primo y es que Kiko no tiene el cuerpo para bodas ni para fiestas, por lo tanto, a 24 horas de la boda, le ha pedido que la posponga. Ella se ha negado y llorando, le ha rogado que acuda al evento, pero Rivera lo tiene claro; no va a su boda, está demasiado destrozado por la muerte de Ana y no le ve sentido a una ceremonia que debería ser alegre a las pocas horas de morir un familiar.

Irene Rosales ya ha cogido el Ferry dirección a la península junto con sus hijas para estar al lado de su marido y, por lo tanto, tampoco asiste a la boda de su cuñada. La que sí asiste es Belén Esteban que ya está en La Graciosa junto a los amigos y familiares de Anabel.

El tema de que Kiko Rivera no asista es doloroso para Anabel no solo a nivel familiar sino a nivel económico. Kiko ha aclarado que él iba totalmente gratis al evento, en calidad de primo, sin embargo la exclusiva que Anabel Pantoja ha pactado con una revista del corazón puede bajar bastante de precio si Kiko no asiste ni aparece en las fotos.

Lo mismo sucede con el tema de la portada, una foto en la que Rivera aparezca cobra una relevancia y, por lo tanto, un caché, que no tienen Anabel y Omar a solas aunque ellos sean los protagonistas.

Anabel Pantoja sigue adelante con su boda ‘maldita’ caiga quien caiga y pase lo que pase pero Kiko Hernández ya ha hecho público que Rivera no es el único familiar que le ha dicho que posponga el evento matrimonial y, ante su negativa rotunda, en la lista de invitados de Anabel, reina el descontento, ¡menudo ambiente para una boda!

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.