Golpe de Estado en Myanmar: Naciones Unidas expresó su "profunda preocupación"

LA NACION
·1  min de lectura

Días después del golpe de Estado militar en Myanmar, miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas (ONU) expresaron su "profunda preocupación" y solicitaron la inmediata liberación de los miembros del gobierno que han sido "arbitrariamente detenidos".

Hasta ahora, el organismo internacional no se había pronunciado públicamente. Hoy, en un comunicado que lleva la firma de la presidenta del Consejo de Seguridad, la británica Barbara Woodward, Naciones Unidas hizo hincapié en la "necesidad de seguir apoyando la transición democrática en Myanmar".

Golpe de Estado de Myanmar: por qué ahora y qué puede suceder

En el texto difundido, los 15 países que integran el Consejo de Seguridad de la ONU expresaron su preocupación por las por las restricciones impuestas a la sociedad civil, periodistas y trabajadores de los medios de comunicación". En ese sentido, el texto de Woodward añadió: "También pidieron un acceso humanitario seguro y sin obstáculos para todas las personas necesitadas, incluso mediante el restablecimiento de los vuelos de socorro de las Naciones Unidas".

"Los miembros del Consejo de Seguridad han reafirmado su fuerte compromiso con la soberanía, la independencia política, la integridad territorial y la unidad de Myanmar", concluyó el comunicado.

Anoche, en el barrio comercial de Yangón, la capital económica de Myanmar (antigua Birmania), los habitantes hicieron sonar las bocinas y armaron un estruendo golpeando cacerolas por segunda noche consecutiva. Algunos coreaban: "¡Viva Madre Suu!" (por Aung San Suu Kyi), según reportaron medios locales.