Golpe de Estado en Myanmar: los militares bloquearon el acceso a Internet

LA NACION
·3  min de lectura

YANGÓN.- El gobierno militar de Myanmar redobló su apuesta bloqueando el sábado el acceso a Internet, luego de vetar el funcionamiento de las redes sociales el viernes, en un esfuerzo por evitar la difusión de lo que fueron las mayores protestas ante el golpe de Estado que derrocó a Aung San Suu Kyi.

Muchos usuarios notaron una lenta desaparición del servicio, en particular de proveedores de telefonía móvil, que derivó en una falla de la banda ancha más tarde. Netblocks, un servicio con sede en Londres que rastrea los cortes y bloqueos de Internet, dijo que en Myanmar el sábado hubo "un cierre casi total de internet en vigor".

ONG como Organización de la Sociedad Civil de Myanmar o Amnistía Internacional denunciaron las medidas de bloqueo implementadas por el Gobierno de facto, pidiendo que las principales empresas de telecomunicaciones del país no cortaran además las líneas de teléfono, ya que serían "la única forma de comunicación" en el país.

El Ejército exigió el viernes bloquear el acceso a Twitter, Instagram y Facebook con el pretexto de que algunos trataban de divulgar noticias falsadas a través de estas plataformas. La maniobra fue denunciada por organizaciones como Human Rights Watch.

Pese a los bloqueos, medios de comunicación como Channel News Asia o Myanmar News visibilizaron las manifestaciones de miles de personas, siendo el sábado una de las más concurridas contra el régimen.

Unas mil personas recorrieron la calle principal de Rangún, la ciudad más grande del país, al grito de "la dictadura militar debe caer" y "abajo la dictadura". Marcharon haciendo un saludo con tres dedos levantados, un símbolo de desafío adoptado por las movilizaciones antigubernamentales en Tailandia y que se convirtió en signo de rebelión en Asia.

Día contra la mutilación genital femenina: "Llega a ser tan doloroso que preferís morir"

Los manifestantes llevaban banderas rojas, representativas del partido de la Liga Nacional para la Democracia, el partido de Suu Kyi, quien estuvo en el poder durante cinco años que considerados el período más democrático en Myanmar, a pesar de haber usado leyes represivas de la era colonial y la persecución a la minoría musulmana rohinya.

Más de 100 agentes antimotines trataron de impedir su avance. La marcha terminó de forma pacífica sin que se reportasen enfrentamientos.

Redes Sociales

Telenor Myanmar, el principal operador de telefonía móvil del país, confirmó que recibió la orden de impedir el acceso a Twitter e Instagram. "Todos los operadores móviles y proveedores de servicios de Internet en Myanmar recibieron una directiva el 5 de febrero de 2021 del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MoTC) de Myanmar para, hasta nuevo aviso, bloquear las plataformas de redes sociales Twitter e Instagram. Esto se suma al actual bloqueo temporal de Facebook", anunció la empresa.

"Esto socava la conversación pública y el derecho de la gente a hacer oír su voz", sentenció el vocero de Twitter. En un comunicado, la red social dijo estar "profundamente preocupado" por la restricción y se comprometió a "abogar para poner fin a los destructivos cierres promovidos por gobiernos".

Desde que los militares se instalaron el poder, las redes sociales han sido una importante fuente de información independiente y han servido para organizar protestas.

El secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, prometió el viernes que el organismo hará todo lo posible para unir a la comunidad internacional y fomentar las condiciones para que se revierta el gobierno de facto.

Agencias AP y AFP