Golovkin vuelve al ring en busca de nueva pelea con “Canelo”

Por BRIAN MAHONEY
ARCHIVO - En imagen de archivo del miércoles 12 de septiembre de 2018, el kazajo Gennady Golovkin saluda al público durante una conferencia de prensa en Las Vegas. (AP Foto/John Locher, archivo)

NUEVA YORK (AP) — La enorme pancarta colgada justo a sus espaldas reveló no solo un nuevo apodo, sino una nueva realidad en el mundo del boxeo para Gennady Golovkin.

"El regreso del campeón del pueblo", leía, al promocionar la pelea de Golovkin del 8 de junio en el Madison Square Garden, el primer combate del kazajo desde que perdió en su revancha ante el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez.

Golovkin salió de esas peleas con una derrota y un empate, y se quedó sin uno solo de sus tres cinturones luego de 20 defensas consecutivas del título mundial de peso medio _un récord.

"Todos en el equipo Triple G creemos que él ganó esas dos peleas, al igual que la mayoría de los aficionados y los medios, y por eso lo hemos llamado 'el campeón del pueblo'", explicó el promotor Tom Loeffler el lunes.

Quizá el público lo siga considerando campeón, pero los rankings del boxeo indican otra cosa tras la derrota de Golovkin, quien por mucho tiempo había dominado las 160 libras, ante Álvarez en septiembre pasado _el segundo choque entre ambos.

Muchas cosas han cambiado desde ese apretado revés en Las Vegas, pero no respecto a la actitud del kazajo de 37 años. Algunos podrían preguntarse si su capacidad sobre el cuadrilátero ha disminuido luego de dos duros combates con el mexicano, pero no Golovkin.

Y si bien subirá al ring sin ningún título que defender, sigue mostrando la confianza de un campeón.

“No creo que yo haya perdido esas dos peleas y esas decisiones no necesariamente me afectan, porque en mi interior siento que las gané”, afirmó Golovkin. “Así que no necesariamente me considero a mí mismo un retador, como un novato de nuevo”.

Golovkin (38-1-1, 34 nocauts) podría recibir pronto una oportunidad de volver a ser un campeón mundial, quizá incluso ante Álvarez.

Pero primero, deberá enfrentar a Steve Rolls, un canadiense de poco renombre que se encuentra invicto en 19 peleas que ha sostenido en 160 y 168 libras.

Ambos peleadores se repartirán la diferencia de peso para el combate programado para junio, que será a un máximo de 164 libras. Rolls (19-0, 10 nocauts) fue elegido con la esperanza de que ofrezca una actuación lo suficientemente buena para que Golovkin tenga que esforzarse, pero no tan buena como para frustrar los planes de una tercera pelea de campeonato ante el “Canelo”.

“No se confundan, esto no es una pelea de preparación”, sostuvo Rolls. “Yo vengo a combatir”.