El Gobierno volverá a reunirse con el sector de la carne para buscar un acuerdo de precios

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, anunció que el Gobierno volverá a reunirse entre el jueves y el viernes con el sector de la carne y confió en que, en ese marco, se puedan "coordinar las acciones que permitan rebajar el precio" del producto "para el consumidor".

"Nosotros tenemos que ser capaces de propiciar un modelo que integre las partes y para esto todos tienen que tender a la cooperación. Si no hay cooperación, al Estado no le queda más remedio que actuar, intervenir y regular", advirtió el funcionario.

El Gobierno no autorizó el aumento de los valores de los cortes de carne incluidos en el programa "Precios Cuidados" y el martes se reunió con representantes del sector para analizar la "situación de costos y su evolución".

"¿A quién vamos a proteger nosotros?: claramente a los consumidores para que accedan a precios accesibles", sostuvo el ministro coordinador, en su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno.

Consultado sobre el encuentro mantenido el martes entre funcionarios y representantes del sector, Capitanich aseguró que "los resultados de la reunión serán positivos en tanto y en cuanto podamos coordinar las acciones que permitan rebajar el precio de la carne para el consumidor".

Capitanich señaló que "ha sido una reunión profunda en la que cada uno expuso claramente su posición" y anticipó que el Gobierno ha hecho una nueva "convocatoria para el jueves o viernes de la cadena".

"Esperamos nosotros que en el transcurso de esta semana podamos arribar a un entendimiento en donde el acuerdo de carácter estructural de la cadena de valor nos permita certidumbre, previsibilidad, incentivos a la producción, pero también precios accesibles a nuestros consumidores", aseguró según consignó DyN.

El funcionario señaló que desde la Casa Rosada "entendemos que la mejor solución es aquella que permita tener incentivos en los niveles de producción".

"La compensación al productor históricamente es una de las más altas de la serie; el problema central ahora es lograr que la cadena funcione armónicamente a los efectos de que el consumidor tenga acceso de carne con precios populares", añadió. Capitanich recordó que "históricamente el 80 por ciento de la carne se destinaba al consumo interno y 20 por ciento a exportaciones; ahora es 93 por ciento el consumo interno y 7 por ciento exportaciones".

"Los exportadores quieren liberación del nivel de exportaciones, pero si hace esto y no hay concomitancia o concurrencia respecto de los precios internos tenemos un problema: aumentan los precios internos y perjudicamos a nuestros consumidores", alertó.

Esas restricciones a las exportaciones aplicadas en los últimos años derivaron en el cierre de varios establecimientos frigoríficos, con una pérdida de más de 13 mil puestos de trabajo.

 

Cargando...

ÚLTIMOS VIDEOS