Gobierno de Venezuela defiende detención de estadounidenses

·2  min de lectura

CARACAS (AP) — El gobierno venezolano defendió la detención de varios estadounidenses, rechazando un comunicado previo del Departamento de Estado de Estados Unidos al cumplirse dos años de confinamiento de un veterano de la Infantería de Marina.

El gobierno del presidente Nicolás Maduro señaló en un comunicado emitido el sábado por la noche que seguirá haciendo cumplir sus leyes y reiteró los “espacios y canales” abiertos con Washington “en busca de entendimiento en temas” relevantes para su relación bilateral.

“Es lamentable que las autoridades de los Estados Unidos insistan en su pretensión de conferir una inaceptable inmunidad o patente de corso a sus nacionales, en un desprecio absoluto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos”, se afirma en el texto.

El gobierno emitió sus comentarios un día después de que el Departamento de Estado dijera que seguiría presionando a Maduro “para la liberación inmediata e incondicional” de Matthew Heath y otros estadounidenses que considera se encuentran detenidos injustamente en Venezuela.

Al menos 10 hombres, entre ellos cinco ejecutivos petroleros y tres veteranos militares, están detenidos en el país sudamericano. Funcionarios de las Naciones Unidas se han quejado desde hace tiempo de la falta de independencia de los jueces y fiscales venezolanos y de las condiciones del sitio donde están detenidos varios estadounidenses.

En marzo, el gobierno de Maduro liberó a dos estadounidenses tras un viaje sorpresa a Caracas de funcionarios de alto rango de la Casa Blanca y del Departamento de Estado. Un viaje posterior en junio no derivó en la liberación de ningún detenido.

El Departamento de Estado emitió un aviso en julio en el que advertía a los estadounidenses que evitaran todo viaje a Venezuela debido al riesgo de detenciones ilícitas y amenazas de grupos armados ilegales, especialmente a lo largo de las porosas fronteras del país.

Heath, un ex cabo de la Infantería de Marina estadounidense, fue detenido en 2020 en un puesto de control en Venezuela y acusado de ser un terrorista y espiar para el entonces presidente estadounidense Donald Trump. Su familia y sus simpatizantes sostienen que es inocente.

En su comunicado del viernes, el Departamento de Estado afirma que Heath fue detenido por “cargos engañosos”. Su juicio está en curso.