El gobierno de Trump envía 40 buques militares a la península coreana ante la amenaza de Kim Jong-un

LA NACION

SEÚL.- En medio de la escalada de tensión entre Washington y Pyongyang, Corea del Sur y Estados Unidos realizan ejercicios conjuntos de sus Fuerzas Armadas en las aguas en torno a la Península Coreana.

Pese a que por ahora la apuesta de la Casa Blanca es el diálogo, al menos hasta que "caiga la primera bomba", según confirmó el secretario de Estado Rex Tillerson, cerca de 40 buques de ambos países, incluido el portaaviones USS Ronald Reagan de propulsión nuclear, participan en los ejercicios en las costas este y oeste de la península del 16 al 20 de octubre, de acuerdo con lo comunicado un portavoz del Ministerio de Defensa surcoreano.

Por su parte, Corea del Norte calificó los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur como un "ensayo para la guerra".

Las tensiones aumentaron en las últimas semanas tras una serie de pruebas de armas realizadas por Pyongyang, incluido su sexto y más potente ensayo nuclear el 3 de septiembre, junto con dos lanzamientos de misiles sobre Japón y una guerra de palabras entre Kim Jong-un y Donald Trump .

Corea del Norte se está preparando para probar un misil de largo alcance que podría llegar a la costa oeste de Estados Unidos, dijo un legislador ruso que regresó de una visita a Pyongyang a principios de este mes.

Funcionarios y analistas de inteligencia surcoreanos aseguraron asimismo que Corea del Norte podría organizar su próxima provocación para coincidir con el importante Congreso del Partido Comunista de China , que comienza el miércoles.

Más sanciones

La Unión Europea adoptó hoy nuevas sanciones contra Corea del Norte, ante la "persistencia de la amenaza que representa para la paz y la estabilidad internacionales" por su programa nuclear y balístico, anunció el Consejo.

"El Consejo ha adoptado nuevas medidas autónomas de la UE para seguir aumentando la presión sobre este país", entre ellas la prohibición de las inversiones europeas en todos los sectores de la economía norcoreana y de la venta de productos petrolíferos refinados y petróleo crudo.

Agencias Reuters y AFP