El Gobierno tailandés se enfrenta a una moción de censura en medio de una ola de protestas

Bangkok, 31 ago (EFE).- El primer ministro tailandés, Prayut Chan-ocha, y cinco de sus ministros se enfrentan a una moción de censura en el Parlamento que comenzó este martes y finalizará el próximo sábado en medio de una ola de protestas antigubernamentales en el país.

La moción, presentada por varios partidos de la oposición, no tiene visos de prosperar, ya que la coalición gubernamental ostenta la mayoría en la Cámara baja, pero en el debate se abordarán temas como la crisis económica, la gestión de la pandemia y hasta supuestas irregularidades en el Gobierno.

La moción tendrá lugar en medio de la tensión por las manifestaciones que durante todo el mes han tenido lugar en Bangkok para pedir la dimisión de Prayut por su gestión ante la covid-19, en medio de las demandas para reformar el país, incluidos el Ejército y la monarquía.

"Mientras el mundo se prepara para afrontar la peor pandemia de la historia, los dirigentes del Gobierno tailandés son incapaces de comprender y evaluar la situación de la pandemia y, en consecuencia, no logran proteger a la población de la crisis actual", dijo hoy el líder del partido Pheu Thai, Sompong Amornvivat, durante el debate de censura.

Sin embargo, el Gobierno defiende su gestión y asegura que logrará vacunar al 70 por ciento de su población a finales de año.

"El Gobierno ha gestionado los presupuestos adecuadamente durante la pandemia (...) todos los procesos han sido escrutados y vigilados por los órganos públicos relevantes", señaló el primer ministro durante el debate en el Parlamento.

Tailandia fue uno de los países que mejor respondió a la pandemia de la covid-19 mediante medidas tempranas como el cierre de las fronteras y la implementación de restricciones sociales, así como al movimiento y la actividad económica.

Sin embargo, esta estrategia ha acentuado la crisis económica que el país arrastraba desde antes de la pandemia y la nueva variante delta del coronavirus, más contagiosa que otras anteriores, ha disparado los contagios y muertes en los últimos meses.

El país pasó de tener una media de 60 casos diarios a finales de marzo a más de 20.000 a mediados de agosto, aunque los últimos están bajando poco a poco gracias a las medidas de restricción, según los datos oficiales.

Las autoridades también han sido criticadas por la gestión de las vacunas, incluido un contrato firmado con una empresa del rey Vajiralongkorn, Siam Bioscience, para la producción de vacunas de la farmacéutica suecobritánica AstraZeneca.

La oposición critica que Siam Bioscience no tenía experiencia previa fabricando vacunas y que las autoridades han puesto excesiva confianza en la vacuna de AstraZeneca y la china Sinovac.

Hasta el momento, solo el 9,5 por ciento de la población ha sido vacunado con la pauta completa, según datos de "Our World in Data".

En medio de su peor momento de la pandemia, dos de los líderes de las protestas, Sombat Boonngam-anong and Nattawut Saikuar, han anunciado que a partir de este jueves se manifestarán a diario contra el Gobierno hasta que dimita Prayut.

En las últimas semanas se han producido heridos y decenas de detenciones debido a los enfrentamientos entre la policía y algunos manifestantes antigubernamentales.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.