El Gobierno salvadoreño intenta conciliar con el Congreso una ley de emergencia

Agencia EFE

San Salvador, 23 may (EFE).- El Gobierno de El Salvador intentó limar asperezas este sábado con el Congreso de su país, tras varias semanas de confrontaciones por las normativas que rigen la cuarentena motivada por la pandemia de COVID-19, y convocó a una reunión a los diputados para conciliar un proyecto de ley de emergencia.

A la reunión, celebrada en la sede del Gobierno, únicamente asistieron una veintena de legisladores y no contó con la participación del presidente salvadoreño, Nayib Bukele.

"No tienen que estar de acuerdo, ni siquiera tienen que analizar toda la propuesta hoy. Solo se les pide empezar a dialogar ahora, para llegar a un acuerdo pronto", publicó en su cuenta de Twitter el mandatario.

La reunión fue convocada después de que la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia reviviera la noche del viernes, aunque solo por el plazo de una semana, una ley de emergencia nacional que venció el pasado 16 de mayo ante el vacío legal generado por los conflictos entre los poderes legislativo y ejecutivo.

Los diputados se habían negado a prorrogar la ley, aduciendo atropellos por parte del Gobierno, y aprobaron una normativa para mantener medidas sanitarias y reabrir la economía en 120 días, pero Bukele dijo que la vetará.

Para mantener el confinamiento de la población, el Gobierno emitió dos decretos de estado de emergencia tras prescindir de la Asamblea Legislativa, amparado en una ley que se lo permite cuando los diputados no pueden reunirse.

No obstante, los jueces constitucionales suspendieron dichos decretos al acoger un proceso de inconstitucionalidad en el que determinarán si el Gobierno de Bukele ejerció funciones propias de los diputados sin justificación.

Pese a que asistieron diputados de casi todos los partidos con representación en el Congreso, la reunión no contó con líderes de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) ni con ningún miembro del Frente Farabundo Marti para la Liberación Nacional (FMLN, izquierda). Ambos partidos concentran la gran mayoría de los legisladores salvadoreños.

Durante la reunión de hoy los diputados y los abogados del Gobierno comenzaron a discutir una propuesta de ley de emergencia, cuarentena y reactivación económica planteada por el Ejecutivo.

A juicio del diputado David Reyes, uno de los pocos de Arena asistentes, la propuesta gubernamental es muy similar a la aprobada por el Congreso y que Bukele anunció que vetará.

EL LÍDER DEL CONGRESO INVITA AL PRESIDENTE DEL PAÍS

El presidente del Congreso, Mario Ponce, envió una carta a Bukele en la que lo invita a una reunión el lunes para "perfeccionar la ley que sea de mayor beneficio para nuestro país".

El mandatario respondió desde su cuenta de Twitter aceptando la invitación, con la indicación de que "el Gobierno asistirá" pero sin confirmar si él encabezará las negociaciones.

"Les exhortamos a empezar a dialogar ahora, continuamos mañana y así el lunes tendremos algo más concreto y avanzado. La pandemia no espera. No perdamos más tiempo", expresó el presidente salvadoreño.

El Gobierno y Congreso de El Salvador tienen hasta el próximo viernes, 29 de mayo, para emitir una nueva ley de emergencia, dado que en esa fecha vence el plazo dado por la Corte Suprema.

APROBACIÓN POPULAR A LA GESTIÓN DE BUKELE

Los salvadoreños aprueban ampliamente la gestión gubernamental de la crisis sanitaria generada por la COVID-19, según una encuesta del periódico La Prensa Gráfica dada a conocer la noche de este sábado, pese a los constantes enfrentamientos entre los órganos de Estado y las críticas internacionales.

De acuerdo con ese medio informativo, "el 95,7% de los salvadoreños aprueba el trabajo que ha realizado el presidente Nayib Bukele para enfrentar la pandemia de COVID-19", mientras que el 3,1 % de los encuestados "lo desaprueba".

La encuesta, para la que fueron entrevistadas 1.406 personas de todo el país, cuenta con un margen de error del 2,7 % y un nivel de confianza del 95 %.

El coronavirus ha dejado hasta el momento en El Salvador 1.819 casos confirmados, 33 fallecidos y 1.292 pacientes sospechosos de contagio.

(c) Agencia EFE