El Gobierno rechaza ahora la idea de pedir una exención al FMI y dice que la negociación “está abierta”

·2  min de lectura
Guzmán y Cafiero rechazaron la posibilidad de pedir un "waiver" al FMI para evitar caer en default
Prensa MECON

Luego de la gira de Alberto Fernández por Italia y Escocia, el Gobierno dejó en claro que no pedirá una exención al Fondo Monetario Internacional (FMI) para evitar caer en el default. Cerca del Presidente habían deslizado la posibilidad de que el organismo otorgue un “waiver que, en los hechos, suspende la ejecución de la cesación de pagos de la deuda por un plazo determinado, a la espera de que concluyan las negociaciones. Esto fue rechazado ayer por el ministro de Economía, Martín Guzmán, y desechado hoy el embajador en los Estados Unidos, Jorge Argüello. El canciller Santiago Cafiero, que llegó hoy al país tras la gira presidencial por Europa, evitó dar precisiones de la negociación que está en curso.

En Washington advierten que para postergar pagos de la deuda al FMI hace falta un programa

“El equipo económico sigue trabajando en una negociación que es muy dura, y negociamos siempre teniendo en cuenta en primer lugar los intereses de los argentinos, como lo hicimos con la reestructuración de la deuda privada”, dijo hoy el canciller Santiago Cafiero a la salida de la reunión de gabinete, en la Casa Rosada. “Nos tratan de condicionar desde sectores económicos que promovieron el endeudamiento evidentemente buscan una solución rápida que los beneficie a ellos”, agregó el canciller, y evitó ponerle plazo o fecha al final de esa negociación con el FMI.

Martín Guzmán reunido con una funcionaria del FMI
Presidencia


Martín Guzmán reunido con una funcionaria del FMI (Presidencia/)

Un rato antes, el embajador Argüello, que participó de las negociaciones en Roma entre Guzmán y Julie Kozack, funcionaria del FMI, rechazó de manera directa el pedido de condonar algún porcentaje de la cuantiosa deuda argentina, con vencimientos hacia fines de año y principios del próximo. “El presidente Alberto Fernández no pide que se perdone un sólo dólar sino que nos den condiciones razonables para pagar. Hoy es de imposible cumplimiento”, dijo el embajador en declaraciones a El Destape Radio. Y agregó: “En noviembre la negociación con el FMI va a entrar en la recta final, tenemos el objetivo de resolver la negociación lo más pronto posible. La negociación está abierta y es central para la Argentina, pero también para el FMI”.

E ministro de Economía, Martín Guzmán, ya había desechado ayer esa posibilidad, también en las últimas horas, al calificar las versiones como “rumores infundados” y confirmar que el Gobierno pagará al FMI una cuota de US$ 1892 millones que vence en diciembre próximo.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.