Gobierno de Puebla se deslinda de permisos para proyecto inmobiliario

PUEBLA, Pue., septiembre 12 (EL UNIVERSAL).- El Gobierno de Puebla, encabezado por el morenista Miguel Barbosa Huerta, se deslindó de la entrega de permisos para la construcción de un proyecto inmobiliario que contempla el derribo de cien árboles en uno de los pulmones de la ciudad de Puebla.

En un comunicado de prensa, el gobierno estatal aclaró que los permisos para el desarrollo inmobiliario Lomas San Juan, sobre los Bosques Amalucan, se otorgaron el 12 de junio del presente año, es decir un mes y medio antes que Barbosa tomara protesta.

Detalló que en la solicitud se estableció que en el polígono del terreno se hallaban 239 árboles de distintas especies y medidas, y para la ejecución de su obra requerían retirar 32 unidades, talar 79, conservar 97 y trasplantar 31.

Luego del análisis correspondiente y evaluación, en función al cálculo de la captura de carbono presentado por la empresa, la dependencia estatal autorizó -el 12 de junio- el estudio de impacto ambiental y estableció una cuota compensatoria de 402 árboles que deberían ser plantados en los sitios determinados por el municipio.

Adicionalmente, la empresa haría una donación de 2 mil 998 árboles que serán plantados en el parque Flor del Bosque.

Y es que el Gobierno estatal y el municipal autorizaron la construcción del desarrollo inmobiliario, según denunció el Observatorio Ciudadano del Instituto para la Gestión, Administración y Vinculación Municipal (Igavim).

El instituto mostró documento entre ellos de la Secretaría Medio Ambiente del estado Puebla que autorizó en materia de impacto ambiental el proyecto.

Fue el 19 de mayo cuando se emitió dicha autorización para construir mil viviendas y el derribo de 100 árboles, de los cuales 55 son eucaliptos, 25 cedro blanco (cupressis lindleyi), 18 pirules y 2 pinos ocote chino (pinus leiophylla).

La empresa responsable, Hogares Edén, informó que cumplieron con todos los requisitos legales para poder impulsar el proyecto inmobiliario.

Incluso, en un comunicado de prensa, revelaron que como parte de la mitigación por el derribo de cien árboles entregaron dos mil a las autoridades municipales para que reforestaran algunas zonas de la capital.

El documento firmado por el director Javier Diez Martínez, se establece que el socio propietario del terreno donó en el pasado 74 hectáreas para el Parque Amalucan con más de 20 mil árboles.

"Con lo cual sumado todo se mitiga ampliamente y como nunca antes la tala de cien árboles y no es correcto ni justo hablar de un ecocidio", señaló.