El Gobierno prepara un decreto con el presupuesto 2022 para la semana próxima tras las críticas kirchneristas a Martín Guzmán

·4  min de lectura
El ministro de Economía, Martín Guzmán y el Presidente de la Nación, Alberto Fernández
Rodrigo Néspolo

En la Casa Rosada afirman que la semana próxima saldrá, finalmente, el presupuesto 2022, cuya fecha estimada estaba para el 15 de abril último. La forma será a través de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) firmado por el presidente Alberto Fernández, como una prórroga actualizada del presupuesto 2021, luego de que en diciembre pasado se trabara la discusión por el de este año en el ámbito parlamentario. Fue tras un encendido discurso de Máximo Kirchner, que despertó una fuerte reacción de la oposición. “Otro caso de las complicaciones internas y un avance de lo que iba a venir”, ironizaron en el Poder Ejecutivo en referencia a lo que sucedería a partir de enero con la discusión por el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), rechazada por el hijo de la vicepresidenta.

Investiga la justicia federal a Mayra Mendoza por contrataciones millonarias a cooperativas

El Gobierno niega que las recientes internas en el oficialismo hayan demorado el armado del presupuesto y consignaron que es un tema “complejo”, que se “se está organizando” y que en el último tiempo tuvieron que “incorporarse” varios cambios, como el bono que se anunció a comienzos de la semana pasada y que beneficia a monotributistas, jubilados, entre otros. “Seguramente la semana que viene va a salir”, es la frase que se repite por estas horas en los pasillos de la Casa Rosada, donde no faltan quienes hacen alusión a la dilación que marca a veces la gestión de Fernández. “Si el final depende de Alberto, las fechas ya sabemos que puede laxas”, dijeron.

Con el DNU, el Gobierno se evita un nuevo problema tanto con el ala dura del oficialismo, con la que podrían recrudecer los ya endebles cimientos internos en especial por los parámetros económicos que pide el FMI, así como un posible bochazo de la oposición , que no quisiera avalar lo que terminaría siendo un ajuste. Ya en diciembre pasado, rechazaron en la Cámara de Diputados el proyecto de presupuesto 2022 por considerar “irreales” sus principales proyecciones macroeconómicas. Para entonces, las estimaciones de Economía ubicaban para este año el índice de inflación en torno al 33% anual cuando la mayoría de las consultoras privadas la situaban por encima del 50% y ahora hay sectores del propio Gobierno que sostiene que “festejan” si queda en el 60. El rango objetivo de inflación anual trazado con el FMI es de entre 38 y 48 por ciento.

“Estimativamente el presupuesto iba a estar para el 15 de este mes, pero desde el primer momento se consignó que no era una fecha tope y así fue”, consignaron cerca de la cartera de Economía, a cargo de Martín Guzmán, eje casi permanente de las críticas del kirchnerismo duro, que busca su cabeza, algo que Fernández no está dispuesta a entregar. “No pasa nada, Martín estaba de viaje”, relativizaron la demora en Casa Rosada, donde, casi como un mantra, repiten y juran que las internas que atraviesan el oficialismo en general, y la cartera de Economía en particular, no tuvieron “nada que ver” con la demora.

El presupuesto está por estas horas en el área de Hacienda, del Ministerio de Economía, en la secretaría de Hacienda, a cargo de Raúl Rigo. Se trata de un funcionario con más de 20 años de carrera en diferentes ámbitos del sector público nacional como las áreas de administración, presupuesto y finanzas públicas y que entre 2002 y 2017se desempeñó como Subsecretario de Presupuesto de la Nación. “Está tranquilo, atareado por la complejidad de la problemática, pero bien”, dijeron en el Ejecutivo.

Desde Hacienda el presupuesto pasará al área de legales de la cartera desde donde saldrá con la firma de Guzmán rumbo a la Secretaría de Legal y Técnica, a cargo de Vilma Ibarra, en Casa Rosada. Allí se le terminará de dar el marco jurídico.

“Siempre hay pedidos y modificaciones, lo raro sería que pase como por un tubo”, explicaron cerca de la cartera de Economía, respecto de lo que son los pedidos de las diferentes áreas y jurisdicciones. “Además, en este caso, a lo habitual hay que sumarle una inflación que va más allá de lo previsto”, admitieron. Sin embargo recalcaron que, para algunos, “los Ejecutivos se benefician con la prórroga -como en este caso- porque hay más prerrogativas que en un esquema tradicional”.

“Siempre hay discusiones entorno de los presupuestos. Se pide y, en función de las condiciones generales se ve cómo se da”, detallaron. Tras lo que ampliaron que los gobernadores se ubican detrás del esquema de coparticipación. “Todo lo habitual, cada uno defiende sus ideas”, aseguraron.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.