El gobierno porteño y los piqueteros acordaron la zona que estará afectada por la Marcha Federal que llegará

·3  min de lectura
Acampe en la 9 de Julio frente al Ministerio de Desarrollo Social
Ricardo Pristupluk

El ministro de Justicia y Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Marcelo D’Alessandro, se reunió con referentes piqueteros para coordinar la Marcha Federal, que comenzará mañana con un acto en Jujuy y en Tierra del Fuego, y llegará el jueves cerca del mediodía a la Ciudad de Buenos Aires. La protesta será en reclamo al Gobierno nacional por trabajo genuino y nuevos planes sociales. Los piqueteros prometieron que no interrumpirán la circulación del Metrobus, en la avenida 9 de Julio.

El principal objetivo del gobierno de Horacio Rodríguez Larreta era conocer cuántas personas participarán y conocer por qué lugares van a ingresar a la Ciudad y en qué horarios para poder evitar una jornada caótica. Según informaron desde el ministerio tras la reunión los piqueteros estimaron que se movilizarán más de 100.000 personas. La idea es que las caravanas del interior lleguen en micro a Once, Pueyrredón y Retiro entre las 12 y las 14 para luego, seguir camino hacia Plaza de Mayo, donde será el epicentro. Cerca de las 18 esperan que finalice la protesta.

En el encuentro diagramaron un esquema de avenidas por donde los piqueteros van a circular para intentar que el tránsito en la Ciudad sea lo más fluido posible. Quienes llegan a Constitución concentran en avenida San Juan y se movilizarán en la 9 de Julio, avenida Belgrano y diagonal Sur; los que parten de Retiro marcharán por la avenida Alem, Córdoba, 9 de julio, Obelisco y Diagonal Norte y quienes concentran en plaza Once por la avenida Rivadavia.

Las organizaciones oficialistas buscan evitar manejos irregulares de los planes sociales con un estatuto

También acordaron que los micros con los que llegarán las columnas del interior a la Ciudad, esperan que sean más de 20 por región, van a estacionarse en Costanera para evitar complicar la circulación en la 9 de julio. Además, según informaron en el comunicado del ministerio, las organizaciones se comprometieron a mantener el Metrobus liberado.

“Como la Ciudad es el epicentro de todas las manifestaciones, y sin haber tenido respuestas de la Nación, lo que hacemos con estas reuniones es intentar compatibilizar el derecho a manifestarse con el derecho a transitar libremente, que también está garantizado en nuestra Constitución”, dijo el ministro D’Alessandro tras la reunión y remarcó que no están trabajando en sintonía con el ministerio de Seguridad de la Nación.

“Por más que ya estemos trabajando para evitar que la Ciudad colapse, tenemos que ser realistas: es muy difícil que no se produzca algún corte cuando más de 100.000 personas ingresen por los accesos. En ese escenario, exigimos y logramos el compromiso de las organizaciones de marchar lo más rápido posible hacia Plaza de Mayo y dejar el Metrobus liberado”, agregó.

Desde una de las organizaciones presente en la reunión, por su parte, comunicaron en el encuentro su preocupación por el accionar de la policía porteña y consideran que, en principio hay un compromiso del ministro D’Alessandro para evitar conflictos. Al menos, ambas partes coincidieron en mantener una comunicación fluida y trabajar en conjunto para que no haya ningún incidente durante las movilizaciones.

De la reunión participaron representantes del Polo Obrero, el FOL (Frente de Organizaciones en Lucha), CUBA MTR, MTA Anibal Verón, MST y Barrios de Pie.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.