El Gobierno pide al Vaticano que el Episcopado facilite listas de bautismos para esclarecer casos de apropiaciones de niños durante la dictadura militar

·4  min de lectura
El papa Francisco, en el Vaticano
El papa Francisco, en el Vaticano

En su reciente visita al Vaticano, donde fue recibido por el papa Francisco en una audiencia privada, el secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti pidió a la Iglesia que se facilite el acceso a las listas de bautismos realizados durante la dictadura militar en la Argentina para “ayudar” al esclarecimiento de los casos de apropiaciones ilegales de niños.

El funcionario kirchnerista transmitió también al secretario de Estado, cardenal Pietro Parolin, el interés del gobierno argentino por tener acceso a los archivos sobre la dictadura militar que se conservarían en la Santa Sede.

Polémica por el gasoducto: Matías Kulfas negó en la Justicia tener conocimiento de posibles delitos relacionados con la corrupción en Vaca Muerta

“Pretendemos que la Santa Sede dé curso prioritario, por ejemplo, a algunos pedidos estratégicos, como los listados de bautismos que resultan de enorme relevancia para esclarecer casos de apropiación de menores”, revelaron en la Secretaría de Derechos Humanos, ante una consulta de LA NACION. Pietragalla Corti concurrió a la entrevista con Parolin acompañado por la embajadora argentina ante el Vaticno, María Fernanda Silva.

Voceros del Episcopado advirtieron, en tanto, que “la Iglesia viene aportando en la Argentina toda la información y documentación requerida por la Justicia” en causas de derechos humanos. “Incluso, los datos de los bautismos, a través de las distintas diócesis. Esos registros no están en el Vaticano. Se ve que hay desconocimiento del tema”, estimó una fuente eclesiástica, que consideró innecesario recurrir a la Santa Sede por información que la Iglesia ya está aportando a los jueces

Incluso, en la página web de la Conferencia Episcopal se encuentra el protocolo de acceso para consultas sobre material de archivo relativo a los acontecimientos de la Argentina entre 1976 y 1983.

Fuentes de la Secretaría de Derechos Humanos, en tanto, explicaron a LA NACION que en la reunión con el cardenal Parolin se mencionó “la necesidad de que el Episcopado argentino profundice el trabajo con los libros de bautismos” de aquellos años. No pedimos los archivos al Vaticano porque sabemos que no están allí”, señalaron voceros cercanos a Pietragalla Corti. Y destacaron la “buena predisposición” que encontraron en la Santa Sede.

La expectativa oficial

Pese a estos cortocircuitos, en el organismo que conduce Pietragalla Corti -un funcionario alineado con Cristina Kirchner- dijeron que “el encuentro en la Santa Sede fue positivo” y aseguraron que encontraron “buena predisposición”.

“La expectativa sobre el material que pueden tener en el Vaticano es muy grande. Pero es fundamental entender que, hasta el momento, se desconoce la información que puedan aportar”, señalaron cerca de Pietragalla.

Al transmitir algunos obstáculos que podrían presentarse, en la Secretaría de Derechos Humanos explicaron: “Se desconoce la metodología archivística utilizada, los criterios de selección del material y los fondos documentales relevados. Por ello, hoy es difícil saber qué es lo que se puede encontrar”.

Respecto del material que podría encontrarse en la Argentina, en el Gobierno mostraron una mirada escéptica. “El mecanismo de consulta a los archivos de la Conferencia Episcopal Argentina, de la Nunciatura Apostólica y de la Secretaría de Estado del Vaticano implementado hace unos años, a pedido de los organismos de derechos humanos, tampoco ha probado brindar aportes sustanciales para las investigaciones en curso”, explicaron voceros oficiales a LA NACION.

“El objetivo es lograr un mecanismo accesible que contribuya al esclarecimiento de los crímenes de lesa humanidad en el marco de las políticas de memoria, verdad, justicia y reparación que lleva adelante nuestro país”, resumieron.

Consideraron, además, que “sería muy positiva la publicación del catálogo de documentos relevados y la entrega de los archivos, tal como hiciera Estados Unidos en su proceso de desclasificación de documentación vinculada con el Plan Cóndor. Esos documentos permitieron identificar desde centros clandestinos de detención hasta víctimas o represores”.

Pietragalla había recordado en Twitter que Francisco dispuso en 2016 la desclasificación de los archivos de la Santa Sede sobre el período 1976-1983, conformado en su mayoría “por cartas de familiares en busca de ayuda en la Iglesia, así como respuestas y gestiones realizadas por la institución”. Señaló que el acceso a estos documentos “es un reclamo histórico de los organismos de derechos humanos argentinos”.

Nieto recuperado por las Abuelas de Plaza de Mayo y exdiputado nacional, Pietragalla Corti impulsó polémicas iniciativas en los últimos años, como los recursos presentados por la Secretaría de Derechos Humanos a la Justicia, con motivo de la pandemia, para pedir la liberación de exfuncionarios kirchneristas presos por causas de corrupción, como Amado Boudou y Ricardo Jaime, entre otros.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.