Gobierno pide a empresarios diferir rentas en el Centro de la CDMX

·2  min de lectura

Salvador Corona

CIUDAD DE MÉXICO, diciembre 24 (EL UNIVERSAL).- Ante la crisis económica por el Covid-19, el Gobierno de la Ciudad de México hizo un llamado a los dueños de locales del Centro Histórico, así como de viviendas, para que sean solidarios con sus inquilinos y les puedan diferir sus rentas el siguiente año.

En videoconferencia, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, indicó que enviará una carta personalizada principalmente a los empresarios del Centro que rentan locales, ya que ante la crisis han seguido cobrando sus rentas y ha generado un peso especial a los comerciantes.

"Pediremos el apoyo para los comerciantes que rentan, de tal manera que puedan disminuir su carga, lo estamos haciendo, en algunos casos están concentrado en algunas personas y voy a mandar una carta solicitando su solidaridad, es un asunto voluntario y no lo estamos haciendo por ley ni nada, particularmente en el Centro Histórico".

Agregó: "Es un llamado a todas las personas que rentan tanto espacios y domicilios y particularmente comerciantes para que den facilidades para el pago de rentas para el próximo año y que no represente una carga para los micro, pequeños y medianos comercios, es algo voluntario".

En tanto, a fin de buscar mecanismos para salvaguardar la salud física ante el incremento de hospitalizaciones por Covid-19 y mitigar las afectaciones por el cierre de actividades económicas en los perímetros A y B del Centro Histórico, la Secretaría de Gobierno capitalina y la Autoridad del Centro Histórico han reforzado el diálogo con empresarios, locatarios, comerciantes populares y vecinos de la zona.

Mencionaron que la comunicación directa ha sido con los dueños de comercios establecidos como restaurantes, tiendas departamentales, hoteles, bancos, con locatarios de los mercados de barrio Lagunilla, Granaditas, Tepito y San Juan y con los comerciantes populares, facilitando información con las medidas anunciadas por la administración local para apoyar a la población ante el semáforo rojo.

De acuerdo con el Plan de Apoyos Emergentes para Empresarios, Trabajadores Formales e Informales y Estudiantes, se destinarán 720 millones de pesos para dar créditos de 10 mil pesos sin intereses a propietarios de pequeños negocios y una ayuda de 2 mil 200 pesos para empleados de la industria restaurantera.

Además, la condonación de Impuesto Sobre Nómina (ISN) a comercios del Centro Histórico será a 648 contribuyentes por 20 millones 500 mil pesos y está contemplada en enero de 2021 a los pequeños negocios en el Perímetro A y B que se denominaron como actividades no esenciales y se encuentran cerrados, así como a los sectores restaurantero y hotelero.

De igual forma, se adelantará la beca a un millón 250 mil estudiantes de educación básica en la ciudad, en beneficio de 600 mil familias, incluidas las que viven en el Centro Histórico.