El Gobierno peruano promete crear un millón de empleos de aquí a fin de año

Agencia EFE

Lima, 15 jun (EFE).- El Gobierno de Perú prometió crear más de un millón de nuevos empleos de aquí hasta fin de año con la puesta en marcha del programa "Arranca Perú", iniciativa que busca impulsar obras públicas e inversión en el desarrollo de infraestructura vial, vivienda, agrícola y programas de empleo.

Así lo anunció este lunes el presidente Martín Vizcarra durante una rueda de prensa en la que analizó la situación del país durante la emergencia sanitaria por el avance de la COVID-19, que cumple 92 días de cuarentena, y en la que también adelantó que esta semana se relajarán un poco más las limitaciones para habilitar la apertura de grandes centros comerciales.

ARRANCA PERÚ

En una larga comparecencia junto con la mayor parte de su Ejecutivo, el mandatario anunció un ambicioso plan de empleo orientado a que el país se recupere de lo que denominó "la crisis más grave" de su historia en términos de salud y de daño económico.

Según explicó, "Arranca Perú" se sumará a los esfuerzos ya desarrollados por el Estado peruano y el sector privado para recuperar el empleo y reactivar una economía que en mayo registró una caída del 40 % y que desde el estallido de la pandemia, en marzo pasado, ha destruido más de dos millones de empleos formales.

"Así como lo privado pone de su parte, como gobierno tenemos que dar la fuerza adicional que requiere el país con la inversión publica, (...) A las metas previstas, proponemos una sobremeta, un esfuerzo adicional para generar más trabajo", afirmó el mandatario.

RUTAS, VIVIENDA Y AGRICULTURA

Vizcarra apuntó que con el objetivo de crear mas de medio millón de empleos, se invertirán 3.897 millones de soles (1.200 millones de dólares) en la reparación y mantenimiento de las redes de carreteras vecinales del país, unos 50.000 kilómetros de vías.

Además, se incrementará el presupuesto del Ministerio de Vivienda para que aumente sus programas de construcción y eleve de 60.000 a 80.000 el número de viviendas que planea construir este año, con una inversión extra de 535 millones de soles (165 millones de dólares), y que permita la contratación de unas 80.000 personas.

Asimismo, de la mano de las autoridades locales, se financiarán alianzas para mejorar pistas, veredas y espacios públicos en todos los municipios del país para dar empleo a 57.000 personas más.

En la agricultura, se busca invertir unos 373 millones de soles (115 millones de dólares) en la construcción, reparación y mantenimiento de drenajes, captación de aguas, bocas de riego y canales, también con la esperanza de generar unos 76.000 empleos.

De forma general, y para ampliar programas ya existentes, se potenciará el presupuesto del programa "Trabaja Perú", para generar otros 260.000 empleos en todos los sectores de la economía.

"Hay que pensar que la inversión va a suponer una mejora en el nivel de vida... Adecuadas vías para trasladarse, mejores viviendas, canales de regadío, todos son proyectos que mejoran la productividad del Estado peruano", acotó el gobernante.

GRANDES COMERCIOS

Más allá de este programa, Vizcarra anunció también que, pese a que la cuarentena sigue en vigor, durante esta semana se permitirá la apertura de los grandes centros comerciales y conglomerados.

Esta medida, que había sido solicitada repetidamente por los gremios empresariales, se dará para "reactivar la economía" y "atender las necesidades de la población".

En la práctica, con esta iniciativa el mandatario respondió también a la evidencia que desde hace semanas se ve en todas las ciudades del país, donde miles de comerciantes informales ofrecen sus productos sin respetar prácticamente ninguna regla de distanciamiento social.

Para esta apertura, Vizcarra indicó que falta "ultimar detalles" para que se puedan cumplir "protocolos" que permitan que el acceso a los centros comerciales sea seguro.

"Es el equilibrio de reiniciar la economía, pero con cuidado del contagio, y eso depende de todos, no de las normas solamente", razonó.

EVOLUCIÓN POSITIVA

En cuanto a la evolución de la pandemia en el país, Vizcarra consignó que durante la fecha, y por primera vez en términos absolutos desde el estallido de la crisis, el número de recuperados de la enfermedad (119.409 personas) es superior al de enfermos activos (113.583).

En total, en Perú se han registrado este lunes 3.256 nuevos casos y más de 4.000 afectados han sido dadas de alta.

Sin embargo, con 232.992 casos confirmados en su territorio desde marzo, Perú sigue siendo uno de los países más afectados por la COVID-19 en el mundo, con cerca de 7.000 muertos, cifras solo superadas por Brasil en la región y que aproximan al país cada vez más a los registros de Italia y España.

(c) Agencia EFE