El Gobierno de Perú mantiene la proyección al alza del PIB en 10 % para 2021

·4  min de lectura

Lima, 12 jul (EFE).- El Gobierno del Perú mantuvo en un 10 % el pronóstico de crecimiento de la economía para este año, aunque alertó de los "enormes desafíos" del país, que debe elevar la presión tributaria, impulsar políticas sectoriales para generar nuevos motores económicos y restablecer la solidez fiscal.

En una rueda de prensa virtual sobre el balance de la gestión del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), el titular de la cartera, Waldo Mendoza, aseveró que la recuperación económica del Perú "está garantizada" para este 2021.

Indicó que la "proyección moderada" del Ejecutivo estima que el producto interno bruto (PIB) subirá alrededor del 10 %, similar al 10,7 % que pronostica el Banco Central de Reserva (BCRP).

"La recuperación económica está garantizada: el crédito seguirá subiendo, la inversión pública también, el contexto externo seguirá siendo favorable y la vacunación (contra la covid-19) permitirá que más actividades económicas se abran", dijo el ministro, quien agregó que "si todo va bien" el país hasta podría recuperar completamente la contracción del 11 % que sufrió el año pasado.

El MEF mantuvo también la proyección de un promedio de 4,5 % de alza hasta 2024, convencido de que "el Perú mantendrá el pedestal de ser líder en el crecimiento económico de la región".

"VIGOROSA RECUPERACIÓN"

La "rápida y vigorosa recuperación" del Perú, que en el primer trimestre de este año registró un incremento del 3,8 %, responde, según el ministro, al ritmo del crecimiento del crédito en plena pandemia, cuando se duplicó o hasta triplicó el 6 % de alza anual.

"Con esta política crediticia potente hemos garantizado la preservación de la salud de las empresas, que ha quedado básicamente intacta", aseguró.

Mendoza precisó que las empresas de su país subsistieron gracias a los casi 70.000 millones de soles (17.500 millones de dólares) de crédito que recibieron a través de programas como Reactiva Perú o fondos de apoyo a la micro y pequeña empresa, que contaron con garantías del Estado y bajas tasas de interés.

Entre otras variables, destacó el avance de la inversión pública, que en el segundo trimestre de este año se ha recuperado en un 16,4 % respecto al mismo periodo de 2019, y el buen desempeño de la economía mundial, que se espera que crezca en un 6 %, la tasa más alta desde 1973.

Dentro de las proyecciones para este año, Mendoza indicó que la inversión privada recuperará todo lo perdido en 2020 al incrementar un 17 %, mientras que las exportaciones lo harán "parcialmente" con un avance estimado del 14,4 %.

GRANDES DESAFÍOS

A pesar de las buenas proyecciones, el ministro sostuvo que el próximo Gobierno, que asumirá este 28 de julio y aún debe ser oficializado entre la derechista Keiko Fujimori o el izquierdista Pedro Castillo, tiene "grandes desafíos en adelante".

Entre ellos destacó la necesidad urgente de elevar la presión tributaria, que en el último medio siglo ha bordeado el 14 % del PIB de Perú, que tiene una de las tasas de incumplimiento de pago tributario más altas de la región (34,4 %).

Además, indicó que la economía peruana requiere de "nuevos motores" para su crecimiento, por lo que sugirió el lanzamiento de políticas concretas en sectores como el acuícola, el forestal y el turismo, así como el impulso de grandes proyectos de inversión como el de irrigación Majes Siguas II, en la sureña región de Arequipa, que permitirá exportar 1.000 millones de dólares anuales.

Mendoza agregó que "sea cual sea el destino de las políticas", la economía peruana debe restablecer la solidez fiscal y reducir la deuda pública, que subió fuertemente en 2020 (34,5 % del PIB) y se espera que lo siga haciendo este año (35,9 %).

Recordó que el resultado económico del Sector Público no Financiero (SPNF) en 2020 fue del -8,9 % del PIB y estimó que este año cerrará con una reducción del 5,4 %, aunque espera que la tendencia a la baja permita alcanzar el -1 % desde 2026 en adelante.

FORTALEZA MACROECONÓMICA INSUFICIENTE

En este sentido, el ministro insistió en que la estabilidad macroeconómica del Perú ha demostrado no ser suficiente para afrontar eventos como la pandemia del coronavirus.

Recordó que las reservas internacionales del país alcanzaron el 37 % del PIB el año pasado y que, en las últimas dos décadas, ha registrado el mayor crecimiento económico de Latinoamérica (2,7 %), además de mantener la inflación más baja en la región (2,7 %).

"(Estas) son condiciones necesarias para el crecimiento económico, pero no son suficientes y prueba cabal de eso ha sido lo que ha pasado con la pandemia", sostuvo el ministro, quien recordó que tanto en la primera como en la segunda ola de contagios de el Perú fue el país del mundo con mayor tasa de fallecidos per cápita.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.