Cuando el Gobierno pedía veranear en el país porque “cuidar los dólares es un acto de responsabilidad social”

·3  min de lectura
El presidente Alberto Fernandez y el ministro Matías Kulfas, en un acto en la Casa Rosada
Matías Kulfas
COVID_19                                       
  FOTO: RICARDO PRISTUPLUK

COVID_19                                       
  FOTO: RICARDO PRISTUPLUK
Ricardo Pristupluk

El mensaje era terminante: los que viajan al exterior “no son pobres” y el Gobierno no puede dilapidar reservas del Banco Central para financiarles su deseo. Así defendió la administración de Alberto Fernández la decisión tomada a fines de noviembre que prohibió la posibilidad de pagar en cuotas pasajes o gastos turísticos fuera de la Argentina.

“Cuidar los dólares de nuestra economía es un acto de responsabilidad social”, escribió el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, que se cargó la comunicación pública de una medida que se sabía impopular y que, además, aumentó la incertidumbre del mercado acerca de la fortaleza de las reservas internacionales de la Argentina. Eso fue el 27 de noviembre, en un intento por aclarar unos dichos en radio del día anterior, cuando afirmó: “Quien se quiera ir al exterior que lo haga, pero que se lo pague. La gente que viaja al exterior no es pobre, seamos claros, y la clase media tiene muchas opciones dentro del país para el verano”.

Las vacaciones en el Caribe de Luana Volnovich reavivaron las internas en el Gobierno y agitaron las críticas al camporismo

La frase recobra interés en pleno verano cuando se conoce que al menos tres altos funcionarios del Gobierno pasan sus vacaciones en destinos turísticos del exterior: la directora del PAMI, Luana Volnovich, y su segundo, Martín Rodríguez, que viajaron a la isla mexicana de Holbox, y Jorge Ferraresi, ministro de Hábitat, que descansa en Cuba.

Luana Volnovich viajó a México en sus vacaciones con Martín Rodríguez, su número dos en el PAMI.
TWITTER


Luana Volnovich viajó a México en sus vacaciones con Martín Rodríguez, su número dos en el PAMI. (TWITTER/)

Sus actos van en contra de la directiva que, según se había difundido el mes pasado, dio el Presidente a su equipo: que nadie se fuera de vacaciones al exterior.

Esa orden hacía juego con el largo hilo de Twitter con el que Kulfas intentó justificar el “cepo a los pasajes”, como se conoció a la prohibición de financiar los pasajes a destinos internacionales. “El turismo al exterior ha sido en la última década una gran fuente de salida de dólares de Argentina. Hubo mucho más turismo de argentinos en el exterior que visitantes extranjeros en Argentina. Eso significó 23.500 millones de dólares menos para nuestra economía en 10 años”, sostuvo.

Kulfas quiso aclarar que “no motiva la decisión estatal el ánimo de afectar a grupos particulares” y consideró que “son muy saludables las aspiraciones que nuestros ciudadanos tienen por mejorar la calidad de vida, más aún luego de años tan difíciles”.

"Disfrutá y traé tequila". La enfática carta de apoyo a Luana Volnovich de un intendente kirchnerista

Y añadió: “Para seguir por este camino de recuperación el Estado debe priorizar los dólares para importar insumos y máquinas que no se producen aquí y que son esenciales para que nuestras industrias crezcan y continúen creando nuevos puestos de trabajo. En este contexto de restricciones inéditas por dos crisis que no provocamos (la de 2018-19 y la de la pandemia), cuidar los pocos dólares que dispone nuestra economía es un acto de responsabilidad social”.

Por si hiciera falta más énfasis, escribió: “Sería irresponsable que el Estado financie una actividad que nos cuesta tantos dólares, sobre todo teniendo en cuenta que cuantos menos dólares tengamos, más riesgos hay de devaluación. Y, como vimos en 2018 y 2019, ya sabemos el impacto que ésta tiene sobre las familias”.

Al conocerse la noticia del viaje de Volnovich y Rodríguez al Caribe mexicano la incomodidad invadió al oficialismo. La portavoz del Gobierno, Gabriela Cerrutti, mencionó el “derecho” a irse de vacaciones a donde cada uno lo desee. Y uno de los pocos que hizo alusión al tema en la Casa Rosada fue el ministro de Seguridad, Aníbal Fernández: dijo que no es “celador de nadie”, pero tomó distancia de la funcionaria: “No sé. Mirá dónde estoy yo. Yo también estoy en el Caribe”.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.