Gobierno paraguayo espera la llegada de más vacunas en los próximos 15 días

Agencia EFE
·3  min de lectura

Asunción, 15 mar (EFE).- El Gobierno paraguayo confía en la llegada de más vacunas en los próximos 15 días mientras que el presidente, Mario Abdo Benítez, realiza gestiones con otros países para conseguir nuevas dosis, en un marco de alerta roja sanitaria ante una segunda ola y el colapso del sistema de salud pública.

Hasta la fecha al país suramericano solo han llegado 4.000 Sputnik V, una donación de 20.000 Sinovac por parte de Chile y otra de 3.000 de Sinopharm por parte de Emiratos Árabes Unidos, todas destinadas al personal sanitario.

Las autoridades también trabajan para cerrar la compra en Washington de 2 millones de dosis la vacuna de AstraZeneca, que se adquirirá con fondos no reembolsables de Taiwán, como aseguró este lunes el ministro de Salud, Julio Borba.

"Estamos viendo todos los lugares posibles para tener la vacuna en tiempo y forma", dijo el ministro a las medios tras una comparecencia en el Congreso.

Por su parte, el senador Silvio Ovelar, del gobernante Partido Colorado, dijo tras reunirse este lunes con Abdo Benítez en el Palacio de Gobierno que en unos 15 días "va a cambiar la historia del país" en lo referente a las vacunas, aunque no aclaró si serán compras o donaciones.

No obstante, dejó entrever que Paraguay "tiene buenos amigos" entre países solidarios.

Para Ovelar, el retraso en la llegada de las vacunas al país no es culpa de la gestión del Gobierno sino a la escasez en el mercado.

"El mecanismo Covax no funcionó bien porque los países más ricos, en su solidaridad cero, se encargaron de acaparar la compra de las vacunas y lamentablemente a nosotros nos llega de manera muy rezagada", mantuvo.

La demora en la llegada de las vacunas es una de las críticas que desde la oposición se hacen al Gobierno de Abdo Benítez, cuya gestión de la pandemia es calificada de inoperante y corrupta por los grupos de ciudadanos que desde hace más de una semana se concentran frente al Congreso, en el centro de Asunción.

Tras lo primera de esas manifestaciones, hace once días y reprimida por la Policía, Abdo Benítez anunció unos cambios ministeriales en "aras de la pacificación" que no han satisfecho a esos grupos.

El mandatario no ha vuelto a dirigirse a los ciudadanos ni a los medios tras ese anuncio, un mensaje en diferido a través de la televisión estatal.

A ese respecto, Ovelar dijo a los periodistas que el presidente volverá a dirigirse de nuevo a los ciudadanos cuando las compras de vacunas estén cerradas y lleguen al país.

El Ministerio de Salud ya ha vacunado a 11.900 personas con las 12.000 primeras vacunas que llegaron al país (24.000 dosis), y este lunes inició la vacunación de las dosis cedidas por Emiratos Árabes Unidos.

Paraguay registró hasta este domingo 180.014 contagios y 3.476 decesos de una población de siete millones, en medio de una segunda ola y la declaración de alerta roja sanitaria debido al incremento de casos.

(c) Agencia EFE