Gobierno y oposición de Venezuela reanudarán conversaciones a partir de este mes: fuentes

Por Marianna Parraga, Mayela Armas y Diego Oré

CARACAS/CIUDAD DE MÉXICO 2 nov - El gobierno y la oposición de Venezuela planean reanudar los diálogos en México a partir de este mes, después de un largo retraso, donde se espera que se concentren en negociar las condiciones para una elección presidencial, entre otros puntos, dijeron cuatro fuentes cercanas a las conversaciones.

Las delegaciones que representan al presidente Nicolás Maduro y a la oposición no lograron avanzar el pasado año en los acuerdos para poner fin a la profunda crisis política del país, que ha avivado una ola migratoria, a veces caótica, de más de 7 millones de personas.

"Estamos trabajando para reanudar el proceso de diálogo en noviembre", dijo una de las fuentes.

En las conversaciones, una vez más bajo la facilitación de Noruega, se abarcarán las elecciones presidenciales, el estatus de cientos de presos políticos, las sanciones de Estados Unidos a Venezuela y un "acuerdo social" para brindar ayuda humanitaria y con el que se buscarían usar 3.000 millones de dólares mediante un fondo administrado por la ONU.

La reanudación del diálogo se ha retrasado repetidamente por desacuerdos sobre los términos, especialmente los relacionados con las elecciones, un tema que podría forzar cambios de última hora, incluida la posibilidad de posponer su discusión para una segunda reunión, dijo una de las fuentes.

El Ministerio de Información de Venezuela, el enviado de la oposición Gerardo Blyde, la cancillería de Noruega y el Ministerio de Relaciones Exteriores de México no respondieron de inmediato a las solicitudes de comentarios.

Varios partidos opositores advirtieron a Washington que es probable que retiren en 2023 su apoyo al gobierno interino de Juan Guaidó, respaldado por Estados Unidos. Esto hace que la reanudación de las conversaciones sea crucial para la oposición que se ha visto disminuida por el exilio y encarcelamiento de algunos de sus dirigentes así como por las fracturas internas.

El diálogo entre el gobierno y la oposición se suspendió en octubre del 2021 luego de que fuera extraditado un empresario colombiano, aliado del mandatario venezolano, a Estados Unidos por cargos de lavado de dinero.

Maduro ha señalado en varias oportunidades que para volver a negociar con los opositores se tendrían que levantar todas las sanciones, entre otras condiciones. La oposición ha pedido garantías para las elecciones presidenciales que se contemplarían entre finales de 2023 y 2024.

El gobierno de Estados Unidos, intentando fomentar el diálogo, suavizó algunas sanciones y liberó a dos familiares de la primera dama venezolana, quienes estaban en una cárcel estadounidense por cargos de narcotráfico. Maduro también excarceló a seis exejecutivos del refinador estadounidense Citgo Petroleum, filial de la estatal PDVSA.

La administración del presidente Joe Biden, bajo presión para obtener petróleo para reemplazar las exportaciones rusas, ha dicho que el progreso del diálogo podría desencadenar una revisión de las sanciones, incluida una licencia para que la petrolera estadounidense Chevron amplíe sus operaciones en Venezuela.

Una creciente afluencia de migrantes venezolanos a Estados Unidos también está impulsando a Washington a buscar soluciones a la crisis del país sudamericano.

(Reporte de Mayela Armas, Marianna Párraga y Diego Oré. Editado por Javier Leira)