El Gobierno oficializó a partir de qué salarios se pagará Ganancias en 2022

·3  min de lectura
La AFIP publicará hoy los valores actualizados de las deducciones para 2022
RICARDO PRISTUPLUK

A partir del mes próximo, enero de 2022, pagarán el impuesto a las ganancias los empleados cuyos salarios superen, en bruto, los $225.937 mensuales. Según fuentes del Gobierno, se decidió que el índice de 50,62% se aplique sobre $150.000, la cifra que fue fijada en abril pasado como el ingreso base para comenzar a tributar tanto para asalariados como para jubilados (en el segundo grupo, en el caso de quienes no cumplen con determinados requisitos para tener un mínimo no imponible más elevado, equivalente a ocho veces el haber previsional más bajo).

El porcentaje de 50,62% es el incremento que registró la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte), un índice publicado por la Secretaría de Seguridad Social, entre octubre de 2020 y ese mismo mes de este año. Y esa variación se utiliza, desde 2018 y según lo dispuesto por una ley aprobada el año previo, para calcular la actualización anual y automática del esquema del tributo.

En comparación con lo que ocurría cuando comenzó a regir ese mecanismo de reajustes, este año se da una particularidad. Para determinar cuál es el umbral o el ingreso más bajo a partir del cual se paga Ganancia, una ley aprobada en abril último dispuso la vigencia de un monto fijo de ingreso mensual. Primero esa referencia fue establecida en $150.000 y luego, con vigencia desde septiembre, se la incrementó a $175.000 mensuales.

Este último número, surgido del decreto 620/21 es el que está vigente ahora y está incorporado al decreto 824, que ordena el texto de la ley de Ganancias, según la publicación que hace el sitio oficial Infoleg. Además, para quienes tienen una ingreso de entre esa cifra y $203.000, se dispuso una tabla de deducciones especiales que aliviaron el monto a tributar, mientras que para quienes perciben más que eso, todo quedó igual (lo cual provocó distorsiones).

De acuerdo con las últimas reformas hechas a la ley, no se paga el impuesto en los meses en que el salario no llega a una determinada cifra (que ahora es de $175.000, en bruto), ni tampoco cuando no se supera ese umbral al calcularse el promedio mensual en el tiempo que haya transcurrido del año. Ahora, ese monto de referencia pasará a $225.937, a la vez que quienes cobren entre esa cifra y $260.580 tendrán deducciones incrementadas (lo cual lleva a un alivio del impuesto en relación a cómo se calculaba antes).

Según se supo hoy, la AFIP publicará esta misma tarde los números en su página web.

El aumento según el Ripte deberá aplicarse también, según lo establecido por ley, a los montos deducibles por algunos conceptos. Así, en el caso de declararse el pago de salarios por servicio doméstico, el máximo que se descontará en 2022 del ingreso sujeto al impuesto pasará de $167.678,40 a $252.565 aproximadamente (y lo mismo en el caso de la deducción por alquiler de vivienda).

La deducción por cónyuge pasará de $156.320,63 a $235.457 anuales, aproximadamente (los números finales dependerán de los redondeos); la correspondiente a cada hijo menor de 18 años, de $78.833,08 a $118.742, y la de hijo incapacitado para el trabajo, de $157.666,16 a $237.484.

Noticia en desarrollo

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.