Gobierno mexicano ayudará en reparación de metro tras el descalabro electoral

·2  min de lectura

Ciudad de México, 9 jun (EFE).- El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció este miércoles que su Gobierno ayudará a las autoridades capitalinas en la reconstrucción de la accidentada línea 12 del metro, después del descalabro electoral que tuvo el oficialismo en la Ciudad de México el pasado domingo.

"El Gobierno federal va a ayudar para resolver el problema. Estamos esperando a resolver el dictamen y lo más pronto posible que empiece a funcionar la línea", anunció en su rueda de prensa matutina López Obrador, quien esta semana se reunirá con la alcaldesa Claudia Sheinbaum para abordar el asunto.

El accidente de la línea 12 del metro capitalino que dejó 26 muertos el pasado 3 de mayo se ha interpretado como una de las principales causas de la derrota electoral el domingo del Movimiento Regeneración Nacional (Morena) de López Obrador y Sheinbaum en Ciudad de México, bastión histórico de la izquierda.

El presidente atribuyó la derrota electoral a la "manipulación de los medios" sobre la tragedia y destacó que su partido ganó en las populares alcaldías de Tláhuac y de Iztapalapa, por donde pasaba la línea 12 del metro.

"Resulta que los afectados, los que viajan en el metro, Tláhuac e Iztapalapa, con todo el dolor y también con la protesta deciden seguir apoyando la transformación. Pero los que no viajan en metro votaron en contra por la manipulación de los medios de este lamentable accidente", criticó.

El presidente dijo que los habitantes de Tláhuac y de Iztapalapa "requieren el servicio de transporte", por lo que el Gobierno federal contribuirá a su restauración.

"Resolver el problema para que todos los que usan este sistema de transporte se beneficien. Esto independientemente de las investigaciones judiciales, pero ya vamos manos a la obra", añadió.

El mandatario predijo que este anuncio "no va a gustar nada" a sus adversarios, pero defendió que a su Gobierno le toca "estar con el pueblo".

En las elecciones intermedias del domingo, consideradas las más grandes de la historia de México, Morena perdió fuelle en la Cámara de Diputados pero retuvo la mayoría absoluta y ganó en 11 de las 15 elecciones a gobernador.

Sin embargo, la coalición opositora "Va por México" venció en nueve de las 16 alcaldías que conforman la capital, mientras que Morena solo pudo retener siete.

El accidente, por el cual todavía no se han depurado responsabilidades, ha desgastado la imagen de los dos favoritos a suceder a López Obrador en 2024: la actual alcaldesa Claudia Sheinbaum y el canciller Marcelo Ebrard, quien construyó la línea en 2012 siendo entonces alcalde de la capital.

Tras los resultados del lunes, López Obrador mandó un mensaje de atención a Sheinbaum: "Creo que se tiene que trabajar más con la gente".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.