El gobierno de México no solicita registrarse por WhatsApp para obtener sus Créditos a la Palabra

·3  min de lectura

Imágenes con logotipos de las Secretarías de Bienestar y de Economía de México han sido compartidas decenas de veces en redes sociales desde el 4 de abril de 2022 en publicaciones que piden a los usuarios escribir a un número de WhatsApp para obtener un apoyo gubernamental conocido como Crédito a la Palabra. Sin embargo, las entidades encargadas del recurso señalaron a la AFP que estos avisos son “un intento de fraude”, pues no se ha emitido ni se planea emitir ninguna convocatoria del programa en 2022. Además, dijeron que el trámite no se realiza a través de redes sociales o mensajes de texto.

“¡Registró Gratuito! Hoy inicia Apoyo Financiero para Microempresas Familiares (Crédito a la Palabra) Consulta los requisitos, modalidades y regístrate hoy mismo para ser beneficiario”, dicen las publicaciones en Facebook que comparten diferentes ilustraciones con los logos de las Secretarías de Bienestar (1, 2) y de Economía (1, 2, 3), así como un enlace a un chat de WhatsApp en el que se pide a los interesados registrarse.

Algunas de las publicaciones (1, 2) detallan los supuestos montos de crédito que ofrecen.

Captura de pantalla de una publicación de Facebook realizada el 4 de mayo de 2022

Los apoyos económicos de programas sociales han sido parte central de la gestión del presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, desde su inicio en 2018. De acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda, al 30 de diciembre de 2021 estaban inscritas cerca de 23 millones de personas en el padrón de programas y, para 2022, el gasto destinado para ellos será de 23.000 millones de dólares (6,4% del presupuesto).

El Programa de Apoyo Financiero para Microempresas Familiares, mejor conocido como Créditos a la Palabra, fue anunciado el 23 de abril de 2020 por el gobierno mexicano para apoyar a micro y pequeños negocios afectados por la crisis económica derivada de la pandemia de covid-19. El programa fue puesto a cargo de las Secretarías de Economía (SE) y de Bienestar.

De acuerdo con datos de la SE, durante 2020 se destinaron 35.492 millones de pesos para la entrega de estos créditos. Para 2021, su presupuesto se redujo a 1.596 millones de pesos.

El departamento de Comunicación Social de esa secretaría dijo a AFP Factual que la última convocatoria para este programa fue emitida en febrero de 2021 y que, por el momento, para el 2022 no se tiene contemplada una nueva edición.

De acuerdo con las convocatorias de 2020 y 2021, uno de los requisitos clave para obtener los Créditos a la Palabra era estar registrado en el Censo del Bienestar, realizado por el gobierno federal entre septiembre de 2018 y abril de 2019. El gobierno contactaba vía telefónica a los registrados en el censo para verificar que cumplían con los requisitos y preguntar si estaban interesados en obtener el crédito.

Los documentos oficiales detallan que el único monto de crédito que se otorgaba era de 25.000 pesos (1.244 USD), y no de entre 5.000 y 50.000 pesos (249 y 2.487 USD), como afirman los anuncios en redes.

La dependencia apuntó que las publicaciones que piden registrarse por medio de un chat son “un intento de fraude”, ya que este apoyo no se tramita en redes sociales o mensajes de texto.

Consultado por el equipo de verificación de la AFP, el departamento de prensa de la Secretaría del Bienestar, dependencia que también está encargada de este y otros apoyos de programas sociales, dijo que el registro a estos no se realiza por redes sociales ni Whatsapp, sino por sus canales oficiales como la línea telefónica de Bienestar, los módulos de la Secretaría o las visitas domiciliarias de su personal.

AFP Factual ha verificado otras publicaciones en Facebook que solicitan acceder a un enlace de WhatsApp para registrarse y obtener apoyo financiero del gobierno mexicano.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.