El nuevo Gobierno libanés priorizará las crisis de combustible y medicinas

·2  min de lectura

El Cairo, 13 sep (EFE).- El nuevo primer ministro libanés, Najib Mikati, anunció hoy durante la primera reunión de su Gabinete de Ministros que darán prioridad a resolver las crisis de combustible y medicinas en el país, donde la grave situación económica ha tocado techo en medio de la parálisis política del último año.

"Nos dedicaremos a resolver el tema del combustible y las medicinas para frenar la situación humillante en la que se encuentra la gente (...) Nos espera mucho trabajo, mucho cansancio, todos tenemos que hacer sacrificios, el país requiere medidas excepcionales", afirmó Mikati durante el encuentro.

El dirigente, que logró formar Gobierno el pasado viernes tras casi 13 meses sin un Ejecutivo de plenas capacidades en el Líbano por falta de consenso político, se comprometió a trabajar por "todos" los libaneses, informó el Palacio Presidencial en su cuenta de Twitter tras la reunión.

El presidente de la República, Michel Aoun, quien encabezó este primer encuentro, reconoció que durante el último año las condiciones de vida de la población se han deteriorado "a niveles sin precedentes" con el agravamiento de la situación económica, financiera y social.

Por ello, alertó a los ministros de que no se puede "perder tiempo" ni permitirse el lujo de "la lentitud o las dilataciones", y llamó a buscar "soluciones urgentes" para paliar el sufrimiento de los ciudadanos y poner a la nación en el camino de la "salvación, la recuperación y el renacimiento", de acuerdo con la Presidencia.

Aoun abogó, en concreto, por implementar el "plan de recuperación aprobado por el Gobierno anterior", que en sus primeros meses de vida afrontó la obstrucción de algunas fuerzas políticas para poner en marcha su hoja de ruta ante la crisis y desde agosto de 2020 estuvo en funciones sin herramientas para lidiar con la situación.

Para el presidente libanés es clave garantizar que las elecciones parlamentarias previstas para el próximo mayo tengan lugar a tiempo, reestructurar el colapsado sector bancario, arreglar el sistema eléctrico y concluir la investigación sobre la explosión que hace un año causó más de 200 muertos en Beirut.

Desde la dimisión del Ejecutivo de Hasan Diab a raíz de aquella deflagración, Aoun nombró a tres primeros ministros distintos, pero solo el último de ellos, Mikati, logró acordar un Gabinete con el presidente y la miríada de fuerzas políticas del país mediterráneo.

La comunidad internacional ha demandando la implementación de reformas estructurales y financieras para desembolsar ayuda al Líbano, sumido en una de las peores crisis económicas en más de un siglo y medio, con más del 80 % de la población en la pobreza y una fuerte escasez de productos básicos como medicinas y combustible. EFE

se-njd/ijm/jgb

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.