El Gobierno jugó todas su fichas para bajar un 59% el vencimiento de deuda que enfrenta a fin de mes

·3  min de lectura
El Ministerio de Economía, los Tribunales de Comodoro Py y la Casa de la Moneda son algunos de los edificios públicos que Porter fotografió con cámara de gran formato los domingos y feriados muy temprano, cuando estaba nublado, para que las tomas tuvieran la misma luz y no hubiera personas.
El Ministerio de Economía logró patear hacia adelante el 59% de la deuda que le vence a fin de mes - Créditos: @Gentileza Rolf Art

El Gobierno jugó hoy todas sus fichas para reducir en $385.000 millones el vencimiento de deuda emitida en pesos que enfrentará a mediados de la semana próxima: era originalmente de $605.886 millones antes del canje de urgencia que propuso y lo achicó a $248.000 millones al patear hacia adelante, de 2 a 7 meses, el resto de las obligaciones.

Las cifras revelan que de la operación de conversión lanzada ayer participaron plenamente los organismos públicos, que se calcula tenían entre 55 y 57% de los papeles por vencer, lo que confirma que hubo acompañamiento mínimo del resto de los inversores, como se preveía.

Es decir que la operación no servirá para recrear la confianza del mercado ni termina con las dudas que se generaron sobre la sostenibilidad de una deuda muy expuesta a la inflación, una variable que el Gobierno ya demostró que no controla y que hace crecer ese pasivo en unos $17.500 millones por día por la cláusula indexatoria.

La sostenibilidad de la deuda en pesos está en duda
La sostenibilidad de la deuda en pesos está en duda - Créditos: @Shutterstock


La sostenibilidad de la deuda en pesos está en duda (Shutterstock/)

“Se recibieron 143 ofertas: 97 correspondieron para el canje de la Letra de Descuento (Lede) S30J2 por un total de $128.196 millones valor nominal y 46 apara la conversión de la Letra del Tesoro ajustable por CER (Lecer) X30J2 por un total de otros $145.775 millones”, explicó el ministerio de Economía en un comunicado.

“Dichas ofertas representaron un total nominal de $273.972 millones, lo que equivale a un valor efectivo de $357.836 millones”, añadió.

Los tenedores que aceptaron canjear sus letras recibirán el viernes dos canastas de instrumentos compuestos por el mismo tipo de papel que tenían, pero emitidos a mayor plazo. Se trata de dos canastas con distintas combinaciones de Ledes y Lecer, la mayoría de las cuales vuelven a vencer en el presente ejercicio, por lo que el alivio es meramente pasajero.

El monto canjeado podrá incrementarse en un 20% mañana al llevarse a cabo la segunda vuelta en el marco del Programa de Creadores de Mercado.

La licitación clave para medir la salud del programa financiero tendrá lugar el próximo martes y la contraparte serán inversores privados, es decir, aquellos que en las últimas semanas se mostraron reacios a refinanciar al Gobierno en los términos de tasa y plazo que plantea el ministerio de Economía y que vienen de hecho desarmando parte de sus tenencias mediante sostenidas ventas en el mercado secundario.

De hecho, en un intento por convencerlos de que sigan comprándole papeles, el ministro de Economía, Martín Guzmán, estará recibiendo entre hoy y mañana a banqueros, una semana después de que el BCRA los obligara a pagar a sus depositantes un punto más de tasa de lo que les abona a ellos por invertir en sus Letras de Liquidez (Leliq), en un intento de que vuelquen más recursos a lo que les ofrezca el Tesoro Nacional.

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.