Gobierno de Italia se tambalea mientras aumenta la ruptura entre Conte y Renzi

Crispian Balmer
·2  min de lectura
FOTO DE ARCHIVO: El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, en una conferencia de prensa en Roma, Italia

Por Crispian Balmer

ROMA, 3 ene (Reuters) - El primer ministro italiano, Giuseppe Conte, se enfrenta esta semana a su socio de coalición y ex primer ministro Matteo Renzi, lo que podría hacer caer su Gobierno, mientras Italia lucha por contener la pandemia de COVID-19.

Las relaciones entre ambos se han deteriorado notablemente en las últimas semanas, con Renzi pidiendo cambios radicales en los planes para relanzar la economía y exigiendo a Conte que ceda su control de los servicios de inteligencia.

Conte, de momento, ha resistido la presión. La semana pasada afirmó que estaba dispuesto a enfrentarse a Renzi en el Parlamento, desafiándole a actuar de acuerdo a sus recientes amenazas e incluso a abandonar la coalición, desencadenando así una inoportuna crisis.

Renzi, por su parte, dijo al periódico Il Messaggero que no se echaría atrás y descartó las sugerencias de que Conte podría persuadir a un número limitado de políticos de la oposición para que apoyaran al Gobierno si su partido, Italia Viva (IV), se retiraba.

"Si ha decidido ir al Parlamento y ver los números, aceptamos el desafío", dijo Renzi. "Si se hunde, tenemos varias soluciones diferentes que pueden ser evaluadas por el Parlamento y el jefe de Estado", añadió.

Una fuente política dijo que la situación podría llegar a un punto crítico en la reunión de gabinete prevista para el 7 de enero, donde está previsto que Conte pida a los ministros que apoyen su plan de recuperación económica. Si los dos ministros de Italia Viva se niegan, el primer ministro tendría que acudir al Parlamento y tratar de encontrar un nuevo consenso.

Los dos principales aliados de Conte en la coalición, el Movimiento 5 Estrellas y el Partido Democrático (PD) de centro-izquierda, han instado a la moderación, pero parecen resignados a un eventual enfrentamiento con Renzi, que busca forjar una identidad fuerte para su grupo.

Si el Gobierno cae, los partidos de la coalición podrían tratar de elaborar un nuevo pacto y establecer un nuevo equipo de ministros, con o sin Conte como primer ministro. Alternativamente, el jefe de Estado podría intentar formar un Gobierno de unidad nacional para hacer frente a la crisis sanitaria y económica.

Si todo lo demás falla, habría que celebrar elecciones nacionales con unos dos años de anticipación, pero tal escenario se antoja improbable dada la emergencia de COVID en Italia, que ha reportado hasta el momento 74.985 muertes a causa de la enfermedad, el mayor número de víctimas en Europa y el quinto en el mundo.

(Información de Crispian Balmer; editado por Susan Fenton; traducción de Jorge Martínez)