Israel retomará su plan para dar entrada a turistas vacunados en dos semanas

·2  min de lectura

Jerusalén, 5 sep (EFE).- Israel, que mantiene sus fronteras cerradas al turismo extranjero desde el inicio de la pandemia, permitirá la entrada de grupos de turistas vacunados a partir del 19 de septiembre, como parte de un programa piloto que inició en mayo y que quedó suspendido este verano por la cuarta ola de coronavirus.

El plan prevé que turistas procedentes de países considerados de bajo riesgo -con baja morbilidad de COVID-19- puedan visitar Israel en grupos de entre cinco y treinta personas, informó hoy el Ministerio de Turismo.

Para acceder al país, los visitantes deberán acreditar que recibieron dos dosis de la vacuna o una tercera inyección en los últimos seis meses. También tendrán que hacerse una prueba PCR en un margen de 72 horas antes de su viaje, y serán sometidos a un test serológico a su llegada en el Aeropuerto de Ben Gurión de Tel Aviv.

El Ministerio de Turismo israelí puso en marcha este programa piloto el pasado mayo "para proporcionar una opción segura y controlada para que los turistas extranjeros visiten Israel".

Durante el tiempo en que funcionó, el programa fue "un éxito" y permitió que 2.000 turistas -en su mayoría procedentes de Estados Unidos y Europa- visitaran el país, "sin que se identificara un solo caso de coronavirus entre los grupos" visitantes, asegura Turismo.

Este verano, sin embargo, el plan se postergó indefinidamente por el aumento de contagios tanto a nivel interno como internacional.

Por otro lado, Israel no tiene aún una fecha para dar acceso a turistas individuales, pero espera que sea "en un futuro próximo, dependiendo de las tasas de morbilidad en Israel y todo el mundo".

El Estado judío realizó una de las campañas de vacunación más veloces del mundo y consiguió reducir al mínimo los contagios esta primavera. Sin embargo, la morbilidad aumentó de nuevo en verano por la propagación de la variante Delta, más contagiosa y resistente a la vacuna, lo que llevó al país a una cuarta ola de infecciones.

Justo esta semana, Israel encadenó tres récords de contagios diarios, por encima de 11.000 casos, mientras el Gobierno trabaja desde finales de julio en la aplicación de la tercera dosis de la vacuna con la meta de aplanar la curva.

Más de 2,5 millones de israelíes recibieron ya la inyección de refuerzo, y las autoridades señalaron este fin de semana que las vacunas comienzan a surgir efecto, aunque instan aún a la cautela.

A su vez, expertos y cargos de Sanidad aseguraron que hay indicios de que la cuarta ola esté desacelerándose, un proceso que debería proseguir en las próximas semanas.

A estas alturas, Israel tiene más de 91.000 infectados activos, entre los que hay 679 hospitalizados en estado grave.

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.