La UE en Bolivia expresa su preocupación por la salud de la expresidenta Áñez

·3  min de lectura

La Paz, 21 ago (EFE).- La delegación de la Unión Europea (UE) en Bolivia expresó su preocupación por la expresidenta transitoria Jeanine Áñez e instó a que se garantice su derecho a la salud tras conocer que se autolesionó en una cárcel en La Paz donde está recluida preventivamente.

"La UE en Bolivia escucha con preocupación las noticias sobre la expresidenta Jeanine Áñez. Esperamos que las autoridades responsables hagan todo para garantizar su derecho a la salud integral, tanto física como mental", reza el mensaje de la UE difundido en Twitter.

El ministro de Gobierno (Interior), Eduardo del Castillo informó que en la madrugada de este sábado la exmandataria intentó "generarse una autolesión" y sostuvo que presenta algunos "rasguños" en uno de sus brazos, pero que se encuentra "estable".

Áñez lleva cinco meses en detención preventiva en una cárcel en La Paz por el caso denominado "golpe de Estado" en el que se la acusa de supuesta sedición y conspiración.

La exmandataria transitoria salió esta semana a realizarse pruebas médicas a distintos hospitales por la hipertensión arterial y el síndrome ansioso depresivo que padece.

Los abogados de Áñez pidieron que se "defienda en libertad" ante esta situación que pone en riesgo su vida y que calificaron como "un pedido de auxilio" de la exmandataria.

LA VIGILIA

Los dos hijos de la expresidenta ingresaron al penal para ver a su madre, mientras que afuera se realizó una pequeña vigilia de personas que gritaban "Áñez no estás sola".

Carolina Ribera, hija de Áñez, manifestó tras salir de la cárcel que su madre en este momento necesita tranquilidad y que teme que le pase algo a sus hijos, situación que la pone nerviosa.

"Yo cambio mi libertad por la libertad de mi madre", enfatizó Ribera quien indicó que su madre tiene una depresión severa y presenta ataques de nervios.

También llegaron a la puerta del penal la presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos de Bolivia, Amparo Carvajal, el alcalde de La Paz, Iván Arias, y un grupo de siete diputados de Comunidad Ciudadana (CC), la principal fuerza opositora del país.

Ellos expresaron su solidaridad con Áñez, pero no les dejaron ingresar al penal donde está la expresidenta transitoria.

La Embajada de Estados Unidos en Bolivia también expresó su preocupación por el "bienestar psicológico" de la expresidenta.

"Alentamos al Gobierno de Bolivia garantizar que reciba la atención adecuada", señala el mensaje difundido en Twitter.

Este sábado tres expresidentes difundieron una carta para hacer un llamado urgente al Órgano Judicial y la Fiscalía para "preservar" la vida de Áñez.

La bancada opositora de Creemos también se pronunció y pidió a los organismos internacionales que hagan seguimiento de la situación de Áñez y responsabilizó al presidente Luis Arce si se agrava su salud.

La Fiscalía presentó el viernes un requerimiento acusatorio en contra de Áñez para iniciar un juicio de responsabilidades por las muertes en dos regiones en la crisis de 2019, tras las elecciones fallidas de ese año.

Dichos comicios fueron anulados en medio de denuncias de un fraude electoral a favor del entonces presidente Evo Morales, quien por su parte asegura que fue víctima de un "golpe de Estado".

(c) Agencia EFE

Nuestro objetivo es crear un lugar seguro y atractivo para que los usuarios se conecten en relación con sus intereses. Para mejorar la experiencia de nuestra comunidad, suspenderemos temporalmente los comentarios en los artículos.